Cómo llegar

Existen varios accesos a este tramo del litoral. Desde el sur puedes acceder desde la rotonda cercana al Faro de Cullera, en la CV-503, delante de un hotel señalizado. Desde la CV-502, podrás tomar varias entradas, como la de Català o la de Chaca, aunque la mejor es la indicada como Entrada del Pollo. El camino, que discurre entre zonas de huerta y setos de vegetación hasta la playa, es muy estrecho e irregular.

Horario de visitas y fechas recomendadas

Acceso libre. Lo mejor es acudir a primeras horas de la mañana o por las tardes, ya que al mediodía suele tener visitantes. Las mejores épocas son otoño-invierno, puesto que en verano y en días soleados la afluencia a estas playas es notable. Evita dejar cosas de valor en el coche, porque son muy frecuentes los robos.

Recomendaciones

Se trata de un cordón dunar bien conservado con zonas de huerta, muchas abandonadas, que ofrece una diversidad de hábitats muy interesante. Además, con lluvias intensas, muchas zonas deprimidas quedan inundadas. Lo mejor es dejar el coche cerca de la playa y pasear con calma por las zonas de dunas y huertas abandonadas. En migración, es un buen lugar para observar paseriformes en paso, aunque tendrás que tener paciencia para identificar muchas especies. En la playa, especialmente en invierno, suelen presentarse limícolas y aves marinas.

Un proyecto de:

Fundació Assut

Con el apoyo de:

Gracomsa Nouva Sesac