Cuaderno de Campo | Marzo 2012

Flamencos multiculturales: parecen los mismos, pero no lo son


25
Mar
2012

Durante las últimas semanas de febrero y primeras de marzo, ha llamado la atención a numerosos visitantes la presencia de un grupo de cerca de 300 flamencos comunes observados en distintos puntos de la marjal norte de l’Albufera. Desde la primera observación en Silla, alimentándose en arrozales encharcados con rastrojos, el grupo ha podido ser observado durante varios días en el tancat de la Pipa, descansando en la Punta de Llebeig y en la Mata del Fang una vez ha finalizado la desecación de los campos a los que el grupo ha mostrado una inusual querencia.

Gracias a los numerosos proyectos de marcaje de estas aves (más información en www.flamingoatlas.org), se puede extraer una gran cantidad de información de la observación detallada de los ejemplares y la lectura de las anillas de lectura a distancia que portan en sus patas. Una primera observación detenida nos ayuda a conocer la procedencia de estas aves, y a entender la estructura de la población mediterránea.

Tras una observación larga y concienzuda, en el mismo bando de 300 ejemplares, podemos observar juntas aves procedentes de hasta 7 localidades: 1 nacido en Argelia, 7 en la Camarga (Francia), 5 en el Delta del Ebro, 11 en Fuentedepiedra, 3 en las Marismas del Odiel , 3 en las Salinas di Comacchio (Italia) y 4 en el Stagno di Macchiareddu (Cerdeña), y no se pudieron leer 6 anillas.

Entre ellos, descubrimos a un ejemplar anillado como pollo en el año 1978 (contando con casi 34 años de vida) y un se repiten las lecturas de anillas de un grupo que estuvo presente varias semanas en otoño el Tancat de la Pipa. Este pequeño grupo de apenas 24 ejemplares, seguido por los ejemplares marcados, aparentemente ha permanecido en l’Albufera durante todo el invierno. Una vez asentadas en el Racó de l’Olla, a él se han ido sumando paulatinamente nuevas aves a finales de diciembre, de enero y mediados de marzo.

Con esta última entrada de aves, se vuelven a leer en el mismo arrozal de Silla, en el grupo de 300 ejemplares, un total de 34 anillas, de las cuales 22 corresponden a aves no observadas el día anterior. En la segunda jornada de observación, las aves procedían de Argelia (1), la Camarga (8), Salinas di Comacchio (3), Delta del Ebro (6), Doñana (6), Fuentedepiedra (7), Marismas del Odiel (3) y Stagno di Macchiareddu (4). A pesar que algunas de estas aves no fueron observadas la jornada anterior pero sí se encontraban presentes, el hecho de obtener únicamente 12 lecturas repetidas entre ambos días parece indicar un movimiento y recambio importante de ejemplares ante nuestros ojos sin ser apreciado: el mismo campo, el mismo número de aves,…, pero no las mismas aves.

Observaciones realizadas por: Pablo Vera, Toni Alcocer y Nacho Dies

texto elaborado por: Pablo Vera