Cuaderno de Campo | Mayo 2009

Afianzamiento de la gaviota cabecinegra en l’Albufera de Valencia


19
Mayo
2009

La gaviota cabecinegra Larus melanocephalus es una especie cuya población mundial está concentrada en un 90 % en el mar Negro y que se extiende de forma localizada entre el mar Caspio al Este y a lo largo del Mediterráneo, hasta alcanzar el mar del Norte. Las poblaciones del mar Negro se han extendido hacia Europa occidental en los últimos 50 años, y actualmente nidifica en el delta de Po, en La Camargue y en las costas del mar del Norte.

Su presencia en l’Albufera de Valencia se ha registrado tradicionalmente en bajo número durante los meses invernales y, especialmente, durante el paso prenupcial hasta el mes de marzo. Sin embargo, se ha observado una creciente presencia estival de esta especie ha tras la regeneración y establecimiento de la Reserva Natural del Racó de l’Olla a partir de 1992, que culminó con un primer caso de cría en esta localidad en 2001. Desde entonces se ha registrado una consolidación anual de la colonia reproductora en l’Albufera que en 2008 alcanzó las 63 parejas. Esta colonia de cría supone la única en la península Ibérica, junto con la situada en el delta del Ebro, que cuenta con menos de 5 parejas.

Esta gaviota tiene una alimentación fundamentalmente basada en insectos acuáticos y terrestres durante la época de cría. En años recientes su presencia se ha hecho habitual en los arrozales y el litoral de l’Albufera de Valencia de forma paralela al incremento de su colonia reproductora. Las cifras observadas este año, tras la inundación de los arrozales, apuntan a que la presente temporada se supere la cifra alcanzada el pasado año. La gaviota cabecinegra presenta un capuchón negro y unas alas completamente blancas, lo que difiere del aspecto de la gaviota reidora L. ridibundus, una especie mucho más común que presenta una máscara marrón chocolate y negro en las alas. En estos días resulta fácil poder observar gaviota cabecinegra mientras se alimenta en los arrozales acompañada de otras especies. En partidas de Alfafar, Catarroja, Sollana o Sueca, se han llegado a registrar grupos que en ocasiones han superado los 40 ejemplares, la mayoría de ellos adultos, alimentándose junto con otras gaviotas y en especial junto con gaviota reidora y gaviota picofina L. genei, otras dos especies que resultan bastante frecuentes en este periodo del año y también en este mismo hábitat.

Ave de la semana: el martinete común Nycticorax nycticorax


11
Mayo
2009

A pesar de ser una ardeido frecuente en l’Albufera la mayor parte del año, su presencia suele pasar bastante desapercibida dados sus hábitos más crepusculares y retraídos. Muy probablemente, su canto, corto y semejante a un ladrido, pueda ser uno de los rasgos más característicos en los atardeceres cerca de la laguna. El martinete común Nycticorax nycticorax es una garza de tamaño medio de amplia distribución en el mundo, cuyas poblaciones europeas se concentran en los países del centro y sur. Si bien buena parte de estas poblaciones son migradoras y alcanzan el sur del Sahara, muchos humedales próximos al Mediterráneo, como l’Albufera, albergan en invierno poblaciones más o menos importantes que parecen ir en aumento con los años.

El martinete común, martinet de nit como se le conoce en esta zona, se reproduce entre los meses de mayo y julio en las colonias de garzas de la laguna, con una población que llega a superar algunos años las 150 parejas. Los últimos años, incluso, se ha llegado a verificar la nidificación al final del invierno, si bien la desecación temprana de los arrozales suele ocasionar pérdidas importantes de puestas y el fracaso de las pequeñas colonias de cría que se establecen en este periodo. A lo largo del mes de mayo, esta especie se hace especialmente frecuente en las zonas en las que se produce en avance de la inundación de los arrozales, donde el martinete encuentra un buen número de presas para alimentarse.

Garzas imperiales vía satélite


08
Mayo
2009

Un proyecto más que profundiza en el estudio de la migración de las aves migradoras empleando el sistema de seguimiento mediante radio-telemetría vía satélite. En esta ocasión se trata de un programa de trabajo, puesto en marcha por Wetlands Internacional bajo en nombre Follow the bird, y que está relacionado con las poblaciones de garza imperial Ardea purpurea en los Países Bajos, un ardeido cuyas poblaciones europeas se desplazan hasta el continente africano fuera de la época reprodcutora.

Con el seguimiento del movimiento migratorio de la garza imperial (han sido marcadas con emisores un total de diez aves en 2007 y 2008) el proyecto pretende identificar los humedales que son utilizados por esta especie a lo largo de las rutas migratorias que sigue, ya que de ellos depende el éxito de estos movimientos. De este modo, se pretende conocer además de los lugares en los que esta especie nidifica, sus áreas de invernada en el oeste de África y el resto de localidades en los que la especie encuentra las condiciones óptimas para recuperar energías en sus diferentes desplazamientos migratorios. Existen tres subespecies reconocidas de garza imperial, siendo la nominal purpurea la que se distribuye por Europa, extendiéndose hacia el norte hasta alcanzar Holanda y Polonia. A pesar de no encontrarse globalmente amenazada ni de estar catalogada bajo ninguna figura de amenaza para su conservación, las poblaciones europeas muestran, en las últimas décadas, una tendencia decreciente especialmente visible en países centroeuropeos.

En l’Albufera la garza imperial o agró roig se registró ya en el mes de marzo y desde entonces su número ha ido aumentando progresivamente. Aunque muchos migrantes están todavía llegando a los lugares de cría en Europa, en nuestras latitudes esta especie ve adelantado su ciclo reproductivo y aunque no parece que ninguan de las aves marcadas haya sido registrada en l'Albufera este espacio constituye un enclave importante para la migración de esta especie. Coincidiendo con la reciente inundación del arrozal la garza imperial se hace especialmente visible en estas próximas semanas ya que el arrozal constituye uno de los principales medios en los cuales encontrar alimento.