Cuaderno de Campo | Febrero 2009

Ave de la semana: la cerceta carretota Anas querquedula


27
Feb
2009

Uno de los mejores indicios de la llegada inminente de la primavera en l’Albufera lo representa la arribada de las cercetas carretotas. Conocido desde antaño en Valencia con el nombre de Roncadell, este pequeño pato ya aparece referido por Orellana en su Catálogo d’els pardals de l’Albufera de Valencia, escrito en 1795, donde se describe su apariencia como del tamaño “de un Colom volador, de color cendra, cames y pico de Pato”... y nos dice que “Se diu Roncadell, perque quant vola ronca”.

Afortunadamente, uno de los sonidos característicos de las brumosas madrugadas de febrero en l’Albufera continúa siendo, 200 años después, el traqueteo seco que producen los machos de esta especie durante su cortejo; si bien su número parece haber descendido de forma importante, según recuerdan los cazadores locales más viejos. Como comenta Orellana, la cerceta carretonaes pardal de pas” y es que esta especie, de distribución euroasiática, migra para invernar en el África subsahariana y el sudeste asiático. En estas fechas, las aves localizadas principalmente en la cuenca del río Niger durante el invierno, comienzan su desplazamiento primaveral hacia Europa. Aunque su población mundial se considera abundante, se encuentra catalogada como especie en declive debido a la pérdida continuada de efectivos durante las últimas décadas. Como especie estrictamente de paso en l’Albufera, la cerceta carretona estará todavía presente hasta la completa desecación del marjal de l’Albufera en marzo y no volverá a ser vista por aquí hasta su regreso después del periodo nupcial, a partir de agosto.

Una garceta grande de origen italiano


25
Feb
2009

Una vez más, el registro y la observación de aves anilladas permiten aportar más información acerca de los movimientos de las aves y de sus lugares de origen. Hace apenas unos días, el 10.02.2009, pudo ser observado un ejemplar de garceta grande egretta alba con una anilla de lectura azul con el código en blanco [IAJD]. El ejemplar pudo ser observado por Carlos Oltra cerca del tancat de Zacarés (Sollana) y supone el segundo registro realizado a lo largo de este invierno de un ejemplar de esta especie marcado con anillas de lectura (ver más información).

En esta ocasión, el ave observada había sido anillada como pollo en mayo de 2007, en una colonia de cría cercana a Mandriole (Ravenna), próxima al sistema de humedales del Valli de Comacchio, en el NE de Italia. Aproximadamente a 1.190 kilómetros de distancia en línea recta de l’Albufera. Una observación muy interesante, de una especie que recientemente ha colonizado muchos países europeos y que sigue aumentando su presencia en humedales como l’Albufera, donde este invierno se ha registrado un máximo invernal sin precedentes de 107 aves a mediados de enero de 2009.

La observación y el envío de los registros de aves anilladas y con marcas de lectura constituye una método fundamental para conocer las rutas de migración y las localidades de cría e invernada de las aves y supone una herramienta muy eficaz para mejorar el grado de conservación de las especies (ver más información).

Información facilitada por: Toni Alcocer

El primer avance de la primavera


23
Feb
2009

Como cada año, la presencia de los primeros hirundínidos comienza a señalar la llegada inequívoca de la primavera. Este año, a pesar de las constantes irrupciones de frentes fríos de los meses de diciembre y enero, las primeras golondrinas y aviones han sido registrados puntualmente durante la primera mitad de febrero. Sin duda, este primer avance de migrantes se ha visto favorecido por la situación anticiclónica que se deja notar desde hace ya más de una semana; en núcleos urbanos como el de Sollana ya han sido observados los primeros aviones comunes en zonas de cría y las golondrinas comunes parecen haberse hecho frecuentes con el paso de los días.

Se trata de uno de los procesos naturales más complejos y fascinantes de los que rodean al mundo de las aves. Las migraciones parecen asociarse a un fenómeno instintivo, donde intervendrían mecanismos heredados, adquiridos tras un largo proceso de selección natural. En la mayoría de casos, las migraciones están relacionadas con determinados acontecimientos, como los cambios estacionales, las fases de la luna, o el efecto que sobre las especies tiene el periodo de luz a lo largo del día. La mayor duración del día y el aumento progresivo de las temperaturas hace más favorables las condiciones para que las aves puedan encontrar alimento.

La migración representa un periodo delicado para la supervivencia de las aves, ya que el desplazamiento desde los lugares de invernada requiere de un consumo energético muy importante. De ahí la importancia de que las aves dispongan y encuentren un hábitat en condiciones en el que poder encontrar alimento y garantizar, así, las condiciones físicas que les permitan llegar a las localidades de cría.