Gaviota cáspica: sexta cita para l’Albufera


07
Feb
2010

El examen detenido de los grandes grupos de gaviotas suele dar gratas sorpresas para los observadores de aves y más en unas fechas como en las que estamos, cuando se registran las mayores concentraciones de este tipo de aves. En esta ocasión, en zonas que recientemente habían sido fangueadas de El Malvinar (Sueca) ha podido ser observado un ejemplar de tercer invierno (cuatro año calendario) de gaviota cáspica Larus cachinnans. Se trata de la sexta observación realizada en l’Albufera desde que se citara por primera vez en el mes de febrero de 2006. Sin duda el rasgo que más llama la atención es el aspecto general del ave, de aspecto más delicado y esbelto que la gaviota patiamarilla. La apariencia de las patas, de color amarillo pálido y más largas que su semejante, un pico delicado y largo, cabeza y ojo pequeños y una coloración del dorso más pálido, son otros rasgos que parecen confirmar la identificación de esta especie propia de la región del mar Cáspio

Después de su separación como especie diferenciada de la Gaviota Patiamarilla L. michahellis, las primeras observaciones confirmadas de en la Península Ibérica se empezaron a producir en febrero de 2005. Desde entonces, se ha incrementado el número de observaciones, tanto en las fachadas atlánticas como en las mediterráneas, siendo mayoritariamente observadas aves de primer invierno. Esta proliferación de observaciones parece corresponderse con la reciente expansión que esta mostrado esta especie hacia los países más occidentales de Europa, donde llega a ser regular durante los últimos inviernos.

Observación pendiente de homologación por el Comité de Rarezas de la SEO. De ser aceptada supondría la sexta cita para l'Albufera.

Observadores: Dániel Hegedüs, Goyo Chaguaceda y Bosco Dies

Alondra ricotí: una primera cita para l’Albufera


09
Ene
2010

Era sólo cuestión de tiempo poder comprobar como una situación atmosférica adversa como la que se está dejando notar en nuestro territorio puede dar lugar a observaciones de aves realmente inesperadas. Después de varios días caracterizados por un episodio de fuertes nevadas en buena parte de la península Ibérica y de un marcado descenso de las temperaturas, asociadas con una irrupción de aire polar, se empiezan a notar los primeros efectos en el patrón de presencia de muchas aves. Esta misma mañana, en dunas litorales del Plà de la Sanxa, cerca del estany de El Pujol, ha podido ser observado un ejemplar de alondra ricotí Chersophilus duponti duponti que permanecía buscando alimento de manera incansable entre la escasa vegetación que se desarrolla en este tipo de ambientes. Se trata del primer registro realizado hasta la fecha en l’Albufera y una de las pocas citas de esta especie en la Comunitat Valenciana, fuera de las localidades habituales de presencia.

La presencia de este ejemplar en dunas de la Devesa parece asociada, sin lugar a dudas, con esta situación atmosférica extrema y muy especialmente con las fuertes nevadas que se han registrado en buena parte de las zonas donde esta especie se presenta regularmente. Las localidades de cría más cercanas a l’Albufera se localizan en las parameras situadas en altitudes por encima de los 1.000 m. del Rincón de Ademúz, y en las de Cuenca, de Guadalajara y de Teruel, una de las zonas que más se ha visto afectada por las nevadas y desde donde podría tener su origen esta alondra catalogada En Peligro en España. La fuga de aves hacia cotas inferiores como consecuencia de fuertes nevadas y descensos marcados de las temperaturas en las localidades habituales de presencia, en especies mayoritariamente sedentarias como la alondra ricotí, en uno de los efectos que mejor suelen caracterizar este fenómeno adverso y un ejemplo de lo vulnerables que pueden llegar a ser las aves ante este tipo de situaciones extremas.

Observación realizada por: Bosco Dies, Toni Alcocer, Vicente Llorens, Miguel Piera, Pedro Marín y Pepe Ruíz.

Observaciones de bisbita de Richard


03
Dic
2009

No deja de resultar sorprendente que, en un breve paseo por las dunas del litoral de l’Albufera, puedas tropezarte con un divagante venido de zonas tan alejadas como son las regiones centrales de Asia. Si el pasado 26 de noviembre se registró una primera cita anual de este escaso divagante en el Dosel de Cullera, el 2 de diciembre pudieron ser observadas otras dos aves en dunas de la Devesa de l’Albufera próximas a La Malladeta, una localidad en la que esta misma especie fue también observada en el invierno de 2005/06.

El peculiar canto que emite al salir volando, puede ser uno de los rasgos que más llama la atención al dar con esta especie, una observación detenida de los rasgos del plumaje y aspectos morfológicos permitirá, con posterioridad, confirmar la identificación de esta especie, que siempre debe ser realizada con cautela, ya que existen especies muy similares. Se trata de un ave perteneciente a la Familia Moticillidae que en contadas ocasiones ha podido ser observado en diferentes hábitats de l’Albufera, incluyendo arrozales poco encharcados y herbazales sobre dunas litorales.

>

El bisbita de Richard Anthus richardi es una especie propia de la parte central de Asia, que ocupa una extensa superficie comprendida al sur de Siberia, entre Kazakhastán y El Baikal, y el sudeste de China, nidificando en herbazales abiertos, praderas húmedas y zonas despejadas localizadas entre bosques. En invierno, gran parte de la población se desplaza hacia el subcontinente Indio y el sudeste asiático, donde se presenta preferentemente en zonas abiertas, prados y pastizales húmedos, cultivos y también dunas y zonas litorales. En Europa, la presencia de este bisbita es escasa, aunque regular todos los años, con presencia marcada en algunos países del norte y noreste en otoño, donde las cifras cada año parecen ir en aumento. En España su presencia también se ha registrado desde antiguo, pero ha sido en los últimos años cuando parece haberse hecho regular en diferentes zonas del litoral, localizadas preferentemente en el norte y noreste peninsular y las islas Baleares, e incluso en invernada.

>

Las observaciones realizadas a lo largo del presente otoño en zonas litorales de l’Albufera, representan la séptima y octava citas registradas hasta la fecha. Desde enero de 2006 esta especie ha dejado de considerarse como rareza en España dada la proliferación de observaciones y la regularidad de presencia en localidades concretas en los que la invernada se ha repetido cada año. Parece que l’Albufera podría convertirse en otra de las localidades ibéricas en las que un pequeño número de aves vienen a pasar el invierno.

Observaciones realizadas por: Miguel Piera y Bosco Dies