Primer registro prenupcial de correlimos pectoral en l'Albufera


18
Mayo
2010

Tras un pasado año con una total ausencia de citas, la tarde del pasado 16 de mayo de 2010 pudo ser identificado, en unas zonas inundadas del tancat de Milia (Sollana), un ejemplar de correlimos pectoral Calidris melanotos, un divagante originario del Noreste de Asia y Norte América que viene registrándose los últimos años en l’Albufera.

>

El inicio de la inundación de los arrozales y la coincidencia de un periodo en el que se registran buenas cifras de limícolas en migración son una combinación excelente para dar con migrantes escasos y rarezas como el correlimos pectoral. Esta misma jornada han podido ser registradas otras especies escasas que parecen haberse sumado a ésta, como son el correlimos de temminck Calidris temminckii y el correlimos gordo Calidris canutus, y otro ejemplar de correlimos pectoral parece haber sido registrada en Muro (Mallorca) en una fecha idéntica (fuente: ReservoirBirds). Las observaciones primaverales homologadas en España de este divagante son bastante escasas y se concentran entre abril y mayo (apenas 10 observaciones hasta 2007), siendo la mayoría de la mitad oriental de la península Ibérica y Baleares. Observación pendiente de homologación por el Comité de Rarezas de la SEO. De ser aceptada sería la vigésima cita que se lleva a cabo en el parc natural de l’Albufera y la primera realizada durante el paso prenupcial.

Observación realizada por: Toni Alcocer

Gaviota pipizcan: primera cita para la Comunitat Valenciana


08
Abr
2010

El esfuerzo continuado en visitar un lugar repleto de gaviotas siempre acaba dando agradables sorpresas, aunque este lugar sea tan poco acogedor como una planta de residuos orgánicos. En esta ocasión se trata de la gaviota pipizcan Larus pipixcan, un raro divagante americano que se ha presentado en contadas ocasiones en la península Ibérica y que, por primera vez, ha sido observado en Valencia. El ejemplar, un ave aparentemente adulta, fue localizado en la planta próxima a Quart de Poblet, el pasado 6 de abril de 2010 y también al día siguiente, durante parte de la tarde (ver más información de esta cita).

Con estos antecedentes, uno de los mejores lugares para dar con este ejemplar podría ser el nuevo cauce del Turia, donde, por estas fechas suelen concentrarse un gran número de gaviotas. Es, sin duda, un sitio perfecto para ir al atardecer, con la caída del sol, momento en el que muchas aves aprovechan este lugar para sestear y darse un último baño, antes de desplazarse hasta el lugar en el que pasar la noche. Las casualidades ocurren y en esta ocasión la tarde del 7 de abril fue observada esta misma gaviota, junto con otras especies cerca de Castellar-L’Oliveral (Valencia), en el límite norte del parque natural de l’Albufera. A pesar de la breve observación, el ejemplar pudo ser observado durante unos minutos, bañándose continuamente, para desaparecer después en dirección al puerto de Valencia, mezclada en un gran grupo de gaviotas reidoras y cabecinegras.

La gaviota pipizcan es una especie propia de las praderas de Norteamérica localizadas al sur de Canadá y el norte de los Estados Unidos que se desplaza, a través del continente, hasta alcanzar los cuarteles de invernada localizados en las costas del Pacífico de Perú y Chile. Se ha registrado como divagante en otros lugares, y en Europa existen menos de cien observaciones, repartidas mayoritariamente entre las Islas Británicas, Suecia, Noruega, Francia, España y Alemania, entre otros. Dado que esta especie se ha presentado en contadas ocasiones en la costa atlántica americana, se ha postulado que buena parte de las observaciones europeas se corresponda con aves que han atravesado el Atlántico por el extremo sur de Sudamérica hasta alcanzar Sudáfrica, y que posteriormente hayan viajado hacia el norte siguiendo la costa atlántica africana. Curiosamente, en España se cuenta con 9 observaciones homologadas hasta el 2007, la mayoría de las cuales se registran en primavera en el litoral Mediterráneo y con apenas una cita en el Cantábrico. Observación pendiente de homologación por el Comité de Rarezas de la SEO, de ser aceptada, supondría la primera cita para la Comunitat Valenciana. 

Observación realizada por: Javier Marchamalo y Bosco Dies

Zampullín cuellirrojo: primera cita para l’Albufera


21
Feb
2010

Pocos observadores de aves podrían llegar a pensar que, una mañana de febrero como la de hoy, llegaran a coincidir juntas dos especies tan sumamente escasas en nuestro territorio como son el colimbo ártico Gavia arctica y el zampullín cuellirrojo Podiceps auritus. Ambas observaciones se han realizado en el estany de El Pujol, siendo la cita de zampullín cuellirrojo el primer registro realizado hasta la fecha en l’Albufera.

A pesar de asemejarse al zampullín cuellinegro Podiceps nigricollis, una especie que se presenta con frecuencia es esta misma localidad durante el invierno, desde un primer momento rasgos como la contrastada mejilla blanca, el cabeza poco redondeada, el pico recto y ancho y el cuello robusto permitían confirmar la identificación; sin duda toda una observación teniendo en cuenta que era una de las especies más “esperadas” durante muchos años por un buen número de observadores locales. El ejemplar ha podido ser observado durante todo el día, buceando, sestenado y acicalándose el plumaje cada cierto tiempo a poca distancia de las orillas de este lago próximo al litoral. El asombro era máximo cuando a escasos metros de él se podía observar un confiado colimbo ártico buceando constantemente muy cerca de la orilla y a escasos metros de los observadores.

El zampullín cuellirrojo es una especie propia de la zona boreal de Eurasia y Norteamérica, que en invierno se desplaza hasta latitudes inferiores del noroeste de Europa, países bálticos, el Mediterráneo oriental (Tirreno y Adriático) y la región del Mar Negro. Según se recoge en Aves raras de España (editado por Lynx en 2006); en la península Ibérica se registra irregularmente, y por lo general en el litoral norte y el noreste de España y fue retirado de la lista de aves raras a partir de 2005, debida a la relativa frecuencia de observaciones que se venían produciendo al algunas localidades del norte. A pesar de existir algunos registros dudosos de su presencia en l’Albufera, todos anteriores a 1950, hasta la fecha no existían citas seguras de esta especie.

Observadores: Goyo Chaguaceda, Belén Martínez y Bosco Dies