Un águila de difícil identificación


17
Ene
2017

La identificación de ciertos taxones en determinados seres vivos puede resultar bastante complicada cuando existen especies muy similares entre sí. Uno de estos casos es el del águila moteada (Aquila clanga) y el águila pomerana (Aquila pomarina), muy similares morfológicamente y a lo que cabe añadir, además, la hibridación entre ambas especies con cierta regularidad, lo que produce ejemplares con características propias de ambas especies.

El día 4 de enero del presente año se pudo observar y fotografiar por Juanjo Such un ejemplar juvenil de Aquila sp. (clanga/pomarina/híbrido) en el marjal de Alfafar, al que en base a algunas consultas con ornitólogos nacionales familiarizados con estas especies y atendiendo al artículo publicado en Dutch Birding "Identification of juvenile Greater Spotted Eagle, Lesser Spoted Eagle and hybrids" (Lontkowski & Maciorowski, 2010) se identificó inicialmente como un híbrido de águila moteada x pomerana. La extensión y distribución del moteado de las alas, extensión del blanco del obispillo, barreado de las secundarias e incluso las primarias interiores, así como la cabeza y pico poco potentes para moteada pura, parecían apuntar en esa dirección.

El día 13 de enero, volvió a observarse y fotografiarse por parte de varios ornitólogos el mismo ejemplar en la misma zona. Las excelentes fotografías obtenidas en esta nueva observación volvieron a enviarse a diversos ornitólogos expertos, entre ellos varios miembros del Comité de Rarezas de SEO/Birlife, así como a investigadores estonios de la Universidad de Ciencias de la Vida de Tartu, como Urmas Sellis y Üllo Vali, que trabajan desde hace años con ambas especies en Estonia. En base a estas nuevas fotografías, la gran mayoría de los consultados concluyeron que se trataba de un ejemplar puro de águila moteada (Aquila clanga) con algunos rasgos atípicos para este taxón, pero que entran dentro de la variabilidad de la especie.

En base a lo que cometan especialistas consultados, parece que la identificación de estas especies y sus híbridos aún está por definir en gran medida y serán necesarios varios años de estudios para completar este complejo puzzle. Estudios genéticos han demostrado que ejemplares que se identificaron en un principio como híbridos han resultado ser ejemplares puros y viceversa. Parece ser que existen híbridos de segunda y tercera generación, lo cual complica más aún si cabe, la identificación en base a las características del plumaje de ciertos ejemplares. Guías de rapaces de renombre, en sus nuevas ediciones, están cambiando textos y fotografías sobre estas especies y sus híbridos a tenor de los últimos estudios.

Todo esto nos demuestra que la ornitología, como cualquier otra ciencia, está en continuo desarrollo y que gracias al estudio y la investigación los cambios y descubrimientos se suceden conforme mejoramos el grado de conocimiento de todo lo que nos rodea. Y todo lo que quedapor descubrir...

Texto redactado por: Toni Alcocer 

 

Bibliografía consultada: 

Lontkowski, J. & Maciorowski, G. 2010. "Identification of juvenile Greater Spotted Eagle, Lesser Spoted Eagle and hybrids" Dutch Birding

Publicado en