Un primer temporal de mar


20
Mar
2015

Tras un largo periodo de ausencia de precipitaciones, y con el inicio de la primavera, la situación meteorológica parece confirmar unos días caracterizados por las lluvias y el fuerte viento del este y noreste. El primer temporal del este de 2015. Y todo gracias a una depresión localizada en el norte de África, que favorece la entrada de vientos de procedencia marítima, y a un embolsamiento de aire frío que parece garantizar la inestabilidad en el tiempo hasta mitad de la próxima semana. De momento las precipitaciones no parecen ser importantes pero si la fuerza del viento, que ha llegado a superar los 30 km/h.

Los vientos fuertes de llevant (este) y de gregal (noreste) suelen ser los responsables de la aparición de grupos de gaviotas y charranes en zonas del litoral, en especial de gaviota cabecinegra y gaviota de audouin, y en estas mismas fechas, comenzado ya el paso pre-nupcial de migrantes, suele propiciar grandes concentraciones de hirundínidos (golondrinas y aviones) que, recién llegados de zonas con un clima mucho más acogedor, tratan de hacer frente a la irrupción inesperada del frío en los últimos días del invierno resguardándose en zonas poco expuestas o protegidas del viento.

Lanzarse a observar aves en estas condiciones puede resultar poco provechoso ya que, en jornadas como estas, la fuerza del viento hace extremadamente complicada la observación de aves. Sin embargo, se puede ser testigo de lo duro y complicado que resulta sobrevivir a los largos desplazamientos que realizan las aves desde los lugares de invernada, localizados incluso en regiones centrales y del sur de África, hasta los de nidificación, donde permanecerán un breve espacio de tiempo.

Publicado en