Se completa la inundación del marjal


18
Mayo
2012

Desde que se comenzaran a inundar los arrozales que rodean l’Albufera han pasado ya casi dos semanas. Las primeras partidas y algunos tancats próximos a El Palmar fueron inundadas durante las primera semana de mayo y poco a poco la superficie con agua ha ido ampliándose hasta completarse estos últimos días. Es un periodo de tiempo en el que el marjal recupera, en cierta medida, las condiciones favorables para un buen número de especies de aves acuáticas y en el que se inicia la temporada de producción del arroz. Un cultivo cuya inundación garantiza el desarrollo de comunidades de invertebrados acuáticos que servirán de base alimenticia a lo largo de los próximos meses para la mayor parte de las aves acuáticas nidificantes en este humedal.

La agricultura supone una de las acciones que más ha modificado nuestro entorno natural de manera que, en la actualidad, son pocos los hábitats que no se ven sujetos al manejo y gestión del hombre. Esta situación ha motivado que la agricultura, y con ella, el agricultor, sean piezas esenciales en la gestión, mantenimiento y conservación de buena parte de nuestro territorio.En el caso de los humedales, el cultivo del arroz representa una de las actividades que mayor relación guarda con este tipo de ecosistemas.

Buena parte de los humedales en Europa, especialmente en países del Mediterráneo, se han visto alterados por la actividad del hombre y l’Albufera es un ejemplo claro. La agricultura, y en concreto el cultivo del arroz, ha supuesto un cambio importante en la naturaleza de estos ecosistemas acuáticos. Sin embargo, la existencia de este cultivo puede resultar beneficiosa para una importante comunidad de aves acuáticas y permite, además, el desarrollo de un interesante ecosistema acuático.