La garceta grande se afianza en l’Albufera


23
Ene
2012

Hasta el año 1990, las observaciones de garceta grande Egretta alba en l’Albufera se contaban con los dedos de una mano (sólo tres citas entre 1980 y 1990). Pasados unos años, los registros fueron haciéndose más frecuentes hasta convertirse, en la actualidad, en una especie regular a lo largo de todo el año y en incremento progresivo. La presencia invernal es también un fenómeno reciente que se registra anualmente desde 1999. Desde ese año, los censos invernales han ido mostrando cifras en aumento hasta alcanzar un máximo sin precedentes este mes de enero, con un total de un mínimo de 190 aves censadas en el ámbito del Parc Natural de l’Albufera (Ver gráfica).

Una pauta similar se ha registrado en la península Ibérica y también en el conjunto del continente Europeo, donde la especie sufrió una marcada regresión que se ha atribuido a la intensa persecución de esta especie que se llevó a cabo durante la primeras décadas del siglo XX, para el aprovechamiento de sus plumas nupciales como ornamentación. En España, su presencia se fue regularizando hasta confirmarse su reproducción por primera vez en 1997. Desde ese año su número se ha ido incrementando y en la actualidad nidifica ya en varias localidades españolas. Hasta la fecha, la garceta grande en l’Albufera se muestra como un migrante e invernante y aunque existen registros continuados durante todo el periodo nupcial, hasta la fecha su nidificación no parece haber tenido lugar.

Bibliografía utilizada:

Martí, R. & Del Moral, J.C. (Eds.) 2004. Atlas de las Aves Reproductoras de España. Dirección General de Conservación de la Naturaleza-Sociedad Española de Ornitología. Madrid

Del Hoyo, J., Elliott, A. & Sargatal, J. (Eds.) 1992. Handbook of the birds of the World Vol. 1. Lynx Edicions. Barcelona