La travesía prenupcial de las limícolas


08
Abr
2011

En este mes que estrenamos hace una semana, observar limícolas en l'Albufera es un tema complicado. La gran mayoría de arrozales se han secado, quedando sólo charcos ocasionales de las últimas precipitaciones o algún campo puntual que mantiene agua por algún motivo. La mayoría de reservas naturales ofrecen un lugar de parada bastante agradable, pero que las aves abandonan pronto por la falta de comida. En los recién estrenados filtros verdes de Sollana y Sueca, el nivel de agua o la densidad de plantas nitrófilas utilizadas en estas instalaciones son tan altos que las pequeñas zancudas ni se acercan. Sólo la reserva del Tancat de La Ratlla ofrece durante unos días un lugar de asilo para las limícolas de características idénticas a los arrozales -no obstante, la reserva se compone de varias parcelas de arroz antiguas-.

Queda ya bastante lejos febrero, el mes en el que las limícolas invernantes empezaron a marcharse y las primeras migrantes, como las agujas colinegras, empezaron a dejarse ver en buen número. Marzo es testigo del rápido descenso de los efectivos de este grupo de aves, pues las últimas zonas del marjal inundadas suelen desaparecer por esas fechas.

Leer más en MPbirds

Texto elaborado por: Miguel Piera

Publicado en