Cambio de estación


21
Mar
2011

Desde hoy nos encontramos con en el inicio de una nueva primavera. Después de un invierno bastante variable, con apenas lluvias desde principios de año, y con periodos en los que se han llegado a registrar temperaturas inferiores a las habituales, los últimos días de esta estación parecen haberse mostrado plenamente primaverales. Las previsiones para los próximos días anuncian una marcada inestabilidad en el tiempo, con fuertes vientos del Este cargados de humedad que pueden dar lugar a lluvias intensas varias jornadas. Una situación que podría favorecer, en buena medida, la llegada y caída de un buen número de migrantes que ya han empezado su desplazamiento hacia los lugares de cría.

El mes de marzo suele ser todavía una fecha muy temprana para dar con muchas de las especies transaharianas que tímidamente van llegando. Todos los hirundínidos ya pueden ser observados con frecuencia con un visible paso de aves en dirección norte y con los días empiezan a dejarse ver los primeros carricerines comunes, mosquiteros musicales, currucas tomilleras,…Más adelante, conforme avancen los días, serán habituales las observaciones de los migrantes que se desplazan durante el invierno a mayores distancias…y hasta finales de mayo tendremos un largo periodo del año en el que poder encontrarnos con un buen número de especies.

Con el marjal en seco hasta finales del mes de abril, las mejores opciones para observar aves se concentran en las zonas en las que se han llevado a cabo proyectos de restauración de los hábitats naturales (Áreas de Reserva del Racó de l’Olla, La Pipa, La Devesa de l’Albufera, el tancat de Milia,…) si bien en otros muchos lugares pueden observarse también especies muy diferentes. El paso de aves marinas suele tener sus máximos desde finales de marzo a mediados de abril y los días de poniente seguro que traerán los esperados pasos de rapaces diurnas que tantas veces suele sorprendernos.