La temporada de caza 2010-2011


18
Oct
2010

Hace ya varios fines de semana que se dio por iniciada la temporada de caza en el parc natural de l’Albufera. Desde el 3 de octubre de 2010 y hasta el próximo domingo 6 de febrero de 2011, han sido establecidos un total de 40 días hábiles en los que poder cazar en los dieciocho acotados de caza: nada menos que 15.000 hectáreas de superficie de las 21.120 hectáreas con las que cuenta este espacio protegido. Los días hábiles se corresponde con la totalidad de los fines de semana comprendidos en este periodo, con la excepción del 25 de diciembre de 2010 y el 1 de enero de 2011 que serán días de “folga” y en los que, por tanto, no se podrá cazar.

A la espera de las condiciones que establezca el Plan Marco de Aprovechamiento Cinegético, la práctica de la caza en l’Albufera está sujeta a una normativa específica (Plan Rector de Uso y Gestión, así como Resoluciones de la Dirección General del Medio Natural de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda). Entre otras condiciones, se establece la caza del ánade azulón Anas platyrhynchos, la gallineta de agua Gallinula chloropus, la agachadiza común Gallinago gallinago y agachadiza chica Lymnocryptes minimus entre el 3 de octubre de 2010 y el 6 de febrero de 2011 y para el resto de anátidas cinegéticas únicamente entre el 30 de octubre y el 23 de enero de 2011. Este mismo calendario, establece para la focha común Fulica atra un periodo hábil de caza comprendido entre el 13 de noviembre de 2010 y el 6 de enero de 2011, con un cupo máximo de dos ejemplares por cazador y día. Por otro lado, especies como la avefría europea Vanellus vanellus están sujetas al régimen de caza de aves no acuáticas, de manera que su captura únicamente puede ser realizada entre el 12 de octubre de 2010 y el 6 de enero de 2011.

Por otro lado, se establece la semana de “Les Càbiles” entre el lunes 17 de enero y el viernes 21 de enero de 2011. La caza durante este periodo, así como el horario de caza en las mismas, deberá contar con la autorización expresa, para cada uno de los acotados que lo soliciten, de los Servicios Territoriales de Medio Ambiente de Valencia. Del mismo modo, la actividad de caza nocturna durante las jornadas de “Les Cábiles” únicamente se permite en el ámbito de los vedados tradicionales de caza (para la temporada 2010/2011 los vedats de Silla, Cullera, Sueca y Sollana).

La práctica de la caza en l’Albufera condiciona, en buena medida, las condiciones invernales para las poblaciones de aves acuáticas. Al elevado número de cazadores se le une una presión cinegética concentrada en el tiempo y en un territorio sometido ya a múltiples amenazas. Por otro lado, muchas de las limitaciones detalladas anteriormente son "desconocidas" por los propios cazadores y de manera habitual se registra la práctica de la caza en días de “folga”, tiradas nocturnas o el abatimiento de aves fuera del periodo hábil para su caza e incluso ejemplares de especies protegidas. El cazador tiene en su mano practicar esta actividad conforme a las restricciones establecidas. De él depende que este uso tan arraigado en nuestro territorio pueda entenderse como una práctica sostenible y compatible con la conservación de las aves acuáticas. De otra forma, la caza en l’Albufera seguirá siendo una más de las muchas amenazas que se ciernen sobre las aves en este humedal.