Una nueva llegada de correlimos pectoral


14
Sep
2010

Tras un 2009 sin citas de correlimos pectoral Calidris melanotos, a lo largo de 2010 se han venido repitiendo un buen número de observaciones que hacen, de 2010, uno de los mejores años para esta especie en l’Albufera. A un primer registro realizado durante el paso prenupcial, se le unió la presencia temprana de un adulto en el mes de julio y a la sucesión de dos primeras observaciones durante el paso postnupcial, que han culminado con la llegada de un grupo de seis aves, aparentemente todos jóvenes, que han podido ser observados en un arrozal baldío de La Costera (Sueca). Se trata, muy probablemente, de uno de los grupos más numerosos de los registrados hasta la fecha en la península Ibérica y sin duda parece confirmar el aumento de observaciones de esta especie en los últimos años.

Las primeras observaciones de este divagante en l’Albufera se registraron en el año 1992, sin embargo, su presencia se ha venido repitiendo casi todos los años desde 2003. Por lo general, la observación de aves adultas se produce al inicio del paso postnupcial, entre julio y agosto, y la llegada de aves jóvenes a finales de agosto y septiembre, de manera similar a los otros correlimos. Tampoco es rara la observación de varios ejemplares al mismo tiempo ya que, en 2006, llegaron a contarse cuatro aves juntas y en 2008 llegaron a ser vistos, de manera simultánea, hasta seis aves en diferentes zonas del marjal de l’Albufera.

El correlimos pectoral es uno de los limícolas divagantes más frecuente de los observados en Europa y también en España. Aunque la llegada de aves a nuestro continente suele atribuirse con ejemplares procedentes del continente americano, la mayor frecuencia de citas en países más orientales y en la fachada mediterránea de la península Ibérica podría corresponderse con la arribada de aves de procedencia asiática. Los cuarteles de invernada de este limícola se localizan principalmente en Sudamérica, si bien las poblaciones asiáticas parecen desplazarse hasta Australia y Nueva Zelanda.

La especie está incluida en la Lista de aves raras de España por lo que esta observación se encuentra pendiente de homologación por el Comité de Rarezas de SEOBirdLife; de ser aceptada, esta última cita supondría la vigésimo cuarta observación para l’Albufera, con un total de 39 ejemplares implicados.