Lluvia de agosto


19
Ago
2010

Tras un prolongado periodo de calor y estabilidad atmosférica, propio del verano, la última semana se han venido registrando una serie de fenómenos tormentosos que han dado lugar a lluvias en ocasiones intensas y a un descenso evidente de las temperaturas que nos han venido acompañando durante estos días. Cierta inestabilidad en altura, asociada con aire frio y la constancia de vientos de procedencia marítima han dado lugar a un marcado cambio en el tiempo que parece tener las horas contadas. Es previsible que, en unos días, el calor regrese y que el verano siga dejando constancia de su firma con una mayor estabilidad atmosférica.

Este tipo de situaciones, en cierta medida, suelen agradecerse, ya que mejoran las condiciones para salir al campo para ver aves. Por otro lado, la inestabilidad atmosférica suele traer consigo cambios en las pautas de migración de muchas aves aunque hasta el momento no parecen señalarse signos evidentes de este fenómeno. Los limícolas siguen siendo el grupo de aves que mayores sorpresas parecen seguir dando, aunque si bien, poco a poco y conforme pasan los días, habrá que ir prestando una mayor atención al paso postnupcial de paseriformes y de aves marinas,… el otoño parece querer abrirse paso.

Publicado en