Dónde ver aves este mes de julio


04
Jul
2010

Después de un mes de junio con temperaturas algo más bajas de lo habitual y con una media de precipitaciones algo superior a la media de los últimos años, el mes de julio comienza con un marcado ascenso de las temperaturas que podría prolongarse hasta la primera mitad de este mes. Unas condiciones que invitan a salir a ver aves únicamente a primeras horas de la mañana o, mejor aún, a media tarde, con la caída del sol, cuando las condiciones de luz y temperatura pueden hacer mucho más agradables nuestras salidas al campo.

Tras la llegada del verano, en el mes de julio se empiezan a dar las primeras señales evidentes del inicio del paso postnupcial para muchas aves migratorias. Los limícolas constituyen unas de esas de aves que más pronto muestran movimientos hacia el sur, hacia las áreas de invernada, y la primera semana de este mes ya puede ser excelente para su observación. Los arrozales baldíos y lagunas someras como las del Racó de l’Olla, así como los tancats de La Ratlla, Milia o La Pipa, pueden ser los mejores lugares para ver salir a ver aves por estas fechas. Aún es pronto para saber donde se localizarán los arrozales baldíos que ofrecerán abundantes invertebrados para la alimentación de las aves migratorias y que tantas observaciones interesantes de aves suelen ofrecer cada año. De momento, ya parecen haber arrozales sin cultivo cerca de la casa dels Catalans, accediendo desde la carretera de Sollana y en el camí d’Utxana, cerca de La Llonga, en Sueca.

El arrozal es, sin duda, el hábitat más recomendado para observar aves en julio. Además de las aves presentes en los campos baldíos que podamos encontrar, podremos observar un buen número de garzas (garza imperial, garcilla cangrejera, martinete común,…), pagazas, fumareles y otras muchas aves en busca de alimento.

El mar puede ser otro de los lugares excelentes para seguir viendo aves, especialmente por las tardes, con el sol de espalda y la constante brisa marina, lo que nos puede dar alguna que otra sorpresa. Pardelas cenicientas y los primeros flujos de gaviotas y charranes en paso hacia el sur, podrán ser registrados a lo largo de este mes frente a las playas.