¿Crónica de una desaparición anunciada?


31
Mayo
2010

Si bien durante mucho tiempo fue uno de los mejores representantes de los ecosistemas palustres de l’Albufera, el bigotudo Panurus biarmicus se muestra, en la actualidad, como una de las especies reproductoras más escasas en este humedal, con una población que parece quedar reducida a unas pocas parejas. La presencia de este pequeño paseriforme de la Familia Timaliidae en l’Albufera se registra desde hace ya tiempo, con unas primeras referencias escritas de 1856 (Catálogo de las Aves de la Albufera de Ignacio Vidal), donde se la consideraba como “común reproductor en carrizales del lago”. El xauet, como se conoce localmente al bigotudo, presentó en su día, una de las poblaciones mejor representada de la península Ibérica, sin embargo, desde hace ya unas décadas su número ha ido descendiendo hasta casi extinguirse en la actualidad.

Esta misma mañana han podido ser observados en carrizales de la mata de l’Antina, dos ejemplares de esta escasa especie, resultando uno de ellos ave joven nacida esta misma temporada de cría. Entender las razones que motivan este descenso de la población no resulta sencillo. El Bigotudo está Catalogado como “Casi Amenazado” en el “Libro Rojo de las Aves de España”, con una población que no parece superar las 1.000 parejas, localizadas en unos pocos lugares de cría. Las principales amenazas parecen asociarse con la alteración de los lugares de cría, modificación del régimen hídrico de los humedales y los efectos de depredadores como los gatos y las ratas. Las poblaciones Mediterráneas, como la de l’Albufera y el delta de l’Ebre resultan, además, especialmente vulnerables por la dificultad de intercambio de individuos entre diferentes poblaciones que permitan garantizar su supervivencia a largo plazo.

Observación realizada por: Evarist Gómez, Carlos Martí y Bosco Dies