Un año más se repite la presencia del "charrán de pico naranja"


19
Mayo
2010

Se repite un año más la presencia de un charrán con el pico de color naranja en l’Albufera de Valencia. Este ejemplar es portador de una anilla metálica que le fue colocada en las marismas del Odiel (Huelva) en 2002, y también de una anilla amarilla en una de sus patas, colocada para posibilitar su identificación a distancia tras ser recapturado en 2006 en l’Albufera. A partir de esta marca, visible en el tarso izquierdo, ha sido posible identificar este mismo ejemplar y confirmar su presencia en distintas localidades del litoral del Mediterráneo ibérico durante los pasos migratorios. Hasta la fecha no se ha podido determinar con seguridad la especie a la que pertenece este charrán que empieza a resultar familiar durante las temporadas de cría en l’Albufera.

Desde el pasado 4 de mayo de 2010, en una fecha muy similar a la del año anterior, este charrán pudo ser localizado en la Reserva Natural del Racó de l’Olla, asociado a grupos de charrán patinegro Sterna sandvicensis. Se trata de un charrán fácilmente reconocible por su pico largo y anaranjado, su porte prominente y su obispillo blanco. Durante varios días, ha podido ser observado realizando paradas nupciales y cortejos con otros charranes y no se descarta que finalmente se empareje con otro charrán. Esto ya ocurrió en esta misma localidad en 2006, cuando formó una pareja mixta con charrán patinegro que llegó a sacar adelante un pollo (ver más información), y seguramente también haya sucedido lo mismo en el delta de l’Ebre (Tarragona) con anterioridad.

Los caracteres observados en este charrán no identificado, difieren claramente del charrán bengalí Sterna bengalensis, que es uno de los charranes “de pico anaranjado” observado con cierta frecuencia en la cuenca del Mediterráneo y del que también se cuenta con observaciones en l’Albufera (la última cita en 2008). La asignación específica de este ejemplar, y de otros con características similares que han sido observados los últimos años, tanto en l’Albufera como en otras localidades del Mediterráneo y de Europa, está pendiente de confirmar. A la posible asignación como charrán elegante Sterna elegans, que supondría uno de los pocos registro europeos de esta especie propia de la costa americana del Pacífico, se le debe sumar la más que previsible existencia de ejemplares híbridos entre todas estos charranes de pico naranja (charrán elegante, charrán patinegro, charrán bengalí e, incluso, charrán real Sterna maxima). Un análisis de ADN en curso, de muestras de sangre tomadas a este charrán y a su pollo híbrido en 2006, podría arrojar algo de luz al asunto. Mientras tanto, todas estas circunstancias complican la identificación de este conocido ejemplar que, por quinto año consecutivo, ha visitado l’Albufera de Valencia (ver más información).