Gaviota pipizcan: primera cita para la Comunitat Valenciana


08
Abr
2010

El esfuerzo continuado en visitar un lugar repleto de gaviotas siempre acaba dando agradables sorpresas, aunque este lugar sea tan poco acogedor como una planta de residuos orgánicos. En esta ocasión se trata de la gaviota pipizcan Larus pipixcan, un raro divagante americano que se ha presentado en contadas ocasiones en la península Ibérica y que, por primera vez, ha sido observado en Valencia. El ejemplar, un ave aparentemente adulta, fue localizado en la planta próxima a Quart de Poblet, el pasado 6 de abril de 2010 y también al día siguiente, durante parte de la tarde (ver más información de esta cita).

Con estos antecedentes, uno de los mejores lugares para dar con este ejemplar podría ser el nuevo cauce del Turia, donde, por estas fechas suelen concentrarse un gran número de gaviotas. Es, sin duda, un sitio perfecto para ir al atardecer, con la caída del sol, momento en el que muchas aves aprovechan este lugar para sestear y darse un último baño, antes de desplazarse hasta el lugar en el que pasar la noche. Las casualidades ocurren y en esta ocasión la tarde del 7 de abril fue observada esta misma gaviota, junto con otras especies cerca de Castellar-L’Oliveral (Valencia), en el límite norte del parque natural de l’Albufera. A pesar de la breve observación, el ejemplar pudo ser observado durante unos minutos, bañándose continuamente, para desaparecer después en dirección al puerto de Valencia, mezclada en un gran grupo de gaviotas reidoras y cabecinegras.

La gaviota pipizcan es una especie propia de las praderas de Norteamérica localizadas al sur de Canadá y el norte de los Estados Unidos que se desplaza, a través del continente, hasta alcanzar los cuarteles de invernada localizados en las costas del Pacífico de Perú y Chile. Se ha registrado como divagante en otros lugares, y en Europa existen menos de cien observaciones, repartidas mayoritariamente entre las Islas Británicas, Suecia, Noruega, Francia, España y Alemania, entre otros. Dado que esta especie se ha presentado en contadas ocasiones en la costa atlántica americana, se ha postulado que buena parte de las observaciones europeas se corresponda con aves que han atravesado el Atlántico por el extremo sur de Sudamérica hasta alcanzar Sudáfrica, y que posteriormente hayan viajado hacia el norte siguiendo la costa atlántica africana. Curiosamente, en España se cuenta con 9 observaciones homologadas hasta el 2007, la mayoría de las cuales se registran en primavera en el litoral Mediterráneo y con apenas una cita en el Cantábrico. Observación pendiente de homologación por el Comité de Rarezas de la SEO, de ser aceptada, supondría la primera cita para la Comunitat Valenciana. 

Observación realizada por: Javier Marchamalo y Bosco Dies