Después del temporal de viento…


16
Ene
2010

Aunque han pasado ya unos días, la huella dejada por el paso de esta última borrasca procedente del Atlántico se recordará por bastante tiempo. El pasado 14 de enero de 2004 se vivió uno de los temporales de viento más fuertes de los últimos 20 años que se dejó sentir de manera muy especial en todo el entorno de l’Albufera de Valencia. A primeras horas de la mañana, comenzó a hacerse evidente un fuerte viento del noreste que dio lugar a rachas de viento que puntualmente superaron los 110 kilómetros por hora. l’Albufera y las extensas zonas inundadas de su entorno mostraron un aspecto que en pocas ocasiones ha podido ser observado y un buen número de árboles en La Devesa y su entorno e incluso algunas construcciones agrícolas cedieron a la fuerza de un viento racheado que no parecía registrarse desde hacía años y que recordaba al fuerte temporal registrado el 25 de febrero de 1989.

Tras el paso de esta borrasca, la situación parece haberse normalizado y con ello la posibilidad de observar aves. Sin duda algunas de las observaciones llevadas a cabo estos dos últimos días pueden estar condicionadas con este fuerte temporal de viento; un críalo muy tempranero parece haberse visto sorprendido por el fuerte viento e incluso ya han vuelto a ser observadas las primeras grullas después de que dejaran de verse a mediados de noviembre del pasado otoño.

Publicado en