El marjal helado


20
Dic
2009

Después del temporal de la semana pasada, en el que un centro de bajas presiones frente a las costas del Golfo de Valencia, dio lugar a la sucesión de lluvia, nieve y viento sobre la fachada oriental de la península Ibérica, estos últimos días se están dejando notar un marcado descenso de las temperaturas asociado con la irrupción de una masa de aire frío procedente de Siberia. La pasada madrugada ha resultado ser la más fría de este otoño que termina, con temperaturas por debajo de los 0ºC, y se produce después de un largo periodo comprendido entre octubre y la primera mitad de diciembre, que se ha caracterizado por la ausencia de precipitaciones y unas temperaturas más elevadas de lo habitual. Esta mañana, el marjal de l’Albufera ha aparecido cubierto por una delgada capa de hielo e incluso algunas acequias y anguileras han sucumbido al frío.

Estas situaciones se registran pocas veces algunos inviernos fríos y por lo general coincidiendo con los meses de enero y febrero, cuando las temperaturas suelen ser más bajas. Habrá que ver como afecta esta situación adversa a las aves durante los próximos días, ya que los efectos de esta irrupción invernal parece estar afectando de manera muy marcada a gran parte del continente europeo. Por el momento, las cifras registradas de avefría europea Vanellus vanellus, de chorlito dorado europeo Pluvialis apricaria y los grupos de fringílidos parecen ir aumentando cada día.