Cuaderno de Campo | Octubre 2009

A las puertas de una nueva temporada de caza


01
Oct
2009

Un año más, el principio del otoño viene acompañado, entre otras cosas, por el inicio de la temporada de caza en l’Albufera de Valencia. El próximo domingo 4 de octubre, coincidiendo irónicamente con el Día Mundial de las Aves, tendrá lugar la primera jornada cinegética de la temporada 2009/2010 que este año, atendiendo a la normativa vigente, se prolongará hasta el primer domingo de febrero. Está por ver que todos los acotados puedan iniciar este día esta actividad dados los elevados niveles de inundación de extensas zonas del marjal después de las últimas lluvias y porque muchas partidas de arrozal todavía no han podido ser cosechadas. Atendiendo a las últimas noticias tan sólo en algunas zonas de Sollana y Sueca, en El Palmar, Cullera, Albalat de La Ribera, Algemesí o Massanassa podrían comenzar a cazar este próximo domingo.

Pocas novedades pueden mencionarse de esta nueva temporada. Se han autorizado un total de 36 jornadas de caza que tendrían lugar los sábados y los domingos, si atendemos a lo ocurrido en temporadas anteriores. Se debe tener presente que hasta el 12 de octubre, fecha en la que la Orden de Veda establece el inicio de la caza de aves acuáticas para el resto de la Comunidad Valenciana, únicamente podrán ser objeto de caza en l’Albufera tres especies, el ánade azulón (collverd), la gallineta común (polla d’aigua). La avefría (judia), al tratarse de una especie de caza menor no acuática sólo podrá ser cazada entre el 12 de octubre y hasta el 6 enero. Por otro lado, La caza de la focha común podrá practicarse desde el 15 de noviembre hasta el 6 de enero de 2010, con un cupo por cazador y día de dos piezas. En los vedats tradicionales de Sueca, Cullera y Silla, la primera tirada se llevará a cabo el 21 de noviembre y consecutivamente cada sábado, excepto en la jornada de “folga”, hasta el 16 de enero de 2010. Estas zonas del marjal permanecerán cerradas a partir de la segunda mitad de octubre, una vez se haya celebrado la subasta de los puestos de caza. La semana de les Càbiles se desarrollará entre el 18 y 24 de enero.

La actividad cinegética condicionará en los próximos meses la observación de las aves en l’Albufera, y quienes deseen disfrutar de la observación deberán subrogar sus intereses a los de los cazadores. La caza representa un aprovechamiento económico más al que se ven sometidos los recursos naturales del Parc Natural. Como tal aprovechamiento, necesita ser ordenado y practicado de manera equilibrada y sostenible. En este sentido, se debe tener en consideración el estado actual de conservación de l’Albufera y la situación de sus poblaciones invernantes de aves acuáticas que cuenta con especies cinegéticas con efectivos en declive reciente, como en los casos de la focha común, el ánade rabudo, el porrón europeo, el pato colorado… El cazador no debería contentarse con cobrar sólo polles y collverds, las únicas especies que parecen aumentar los últimos años. En su mano está poner todos los medios para que l’Albufera pueda recuperar la tradicional diversidad y abundancia de aves acuáticas invernantes que tanto se ha celebrado desde antaño.

Publicado en