Cuaderno de Campo | Agosto 2009

Ya estamos de vuelta


20
Ago
2009

Después de casi un mes de silencio, motivado por una serie de problemas técnicos y ante la necesidad de llevar a cabo una serie de ajustes y arreglos, Birdingalbufera vuelve a ofrecer, con la mayor puntualidad posible, las últimas novedades y actualizaciones acerca de las aves en el entorno de l’Albufera de Valencia. Después de más de un año de funcionamiento aportando información sobre este espacio protegido, resultaba necesario afianzar de una manera más segura la posición de esta página en Internet. Los contenidos siguen siendo los mismos y esperamos, poco a poco, poder ir mejorando esta página gracias a las posibilidades que ofrece una herramienta informática tan valiosa como esta.

Desde aquí queremos agradecer el interés y la atención prestada por todos los que habitualmente seguís y colaboráis con Birdingalbufera para que pueda seguir adelante. Pensamos que una buena manera de animar a la gente a salir al campo a observar aves es poniendo en marcha una iniciativa como esta y qué mejor manera de proteger y preservar a las aves que divulgar y profundizar en el conocimiento de este fascinante mundo. El paso postnupcial, como cualquier otra época del año, puede ser una buena excusa para practicar “la observación de aves” y tratar de identificar un buen número de especies en un entorno tan próximo como l’Albufera. Lástima que el calor de los últimos días haga plantearnos si lanzarnos o no al campo para pasar una jornada con la cabeza llena de pájaros.

Publicado en

Resumen ornitológico: primeros días de agosto


15
Ago
2009

A lo largo de los últimos días se han continuado registrando cifras de limícolas inferiores a las anotadas en los últimos años, con números por encima del centenar de ejemplares de correlimos zarapitín (hasta 110 aves el 8 de agosto en La Partideta, Sueca) y cifras muy inferiores de correlimos común y menudo (apenas 5 y 30 aves respectivamente). Hasta dos ejemplares de correlimos de temminck han sido observados en un pequeño campo en Silla, otros dos en campos baldíos de Sollana y un último ejemplar en el tancat de La Ratlla (el 11 de agosto). Destaca la observación de un archibebe fino presente durante unos días en un campo baldío de La Partideta (Sueca) hacia el 6 de agosto. El resto de especies se vienen presentando en números muy bajos, especialmente andarríos bastardo (grupos de apenas 30 aves), aguja colinegra (algo más de 60 individuos) y chorlitejo grande (apenas 20 ejemplares). Destacan las cifras alcanzadas de canastera común, con cerca de 470 aves la primera semana de agosto en La Ratlla.

Por otro lado, se han repetido las observaciones regulares y aisladas de morito común y hasta 5 ejemplares de garceta grande (2 en La Pipa, 2 en la punta de Llebeig y uno en arrozales de Sollana) el pasado 3 de agosto. Un fumarel aliblanco pudo ser observado en arrozales de la Malva (Sueca) el pasado 6 de agosto. Las anátidas migrantes han empezado también a hacer acto de presencia y empiezan a ser habituales pequeños grupos de cuchara europeo, cerceta común y cerceta carretona, aunque también con cifras aparentemente inferiores a la pasada temporada. Un solitario porrón moñudo (un macho en eclipse) pudo ser observado el pasado 9 de agosto en un campo baldío cerca del Mareny de Barraquetes (Sueca) y una cerceta pardilla observada esta misma mañana en la replaça del tancat de Zacarés (Sollana); una de las pocas observaciones de esta especie realizadas a lo largo de esta temporada.

Un primer joven de aguilucho lagunero occidental fue observado el 5 de agosto en el Racó de l'Olla y una tempranera águililla calzada el 3 de agosto cicleando sobre La Devesa. Apenas 29 flamencos rosados han permanecido en la Reserva Natural del Racó de l'Olla hasta hace unos pocos días.

Observaciones comunicadas por: Miguel Piera, Pedro Marín, Toni Alcocer, J. Ignacio Dies y Bosco Dies.

Publicado en

Tormenta de verano


11
Ago
2009

No se trata de la película alemana dirigida por Marc Kreuzpaintner, ni tampoco de la novela de Juan García Hortelano. Sin duda, con el propio título “tormenta de verano” es como mejor podrían definirse estos tres últimos días en el entorno de l’Albufera. Desde el pasado domingo se ha hecho evidente una inestabilidad atmosférica que se ha traducido en la sucesión de lluvias muy irregulares y más o menos intensas (hasta 25 litros en Cullera), favorecidas por los vientos de componente marítima y en un cambio radical del tiempo que nos ha venido acompañando a lo largo de gran parte del verano. El acortamiento cada vez más evidente de la duración del día y este primer capítulo de inestabilización en el tiempo resultan señales claras de los cambios que acompañan a cada estación.

Este tipo de situaciones también señalan cambios en las conductas de muchas aves. Más de un migrante habrá tenido que ver alterado su viaje hacia el sur o bien habrá tenido que realizar una pausa momentánea en su desplazamiento, a la espera de una mejoría en el tiempo. De todos modos, y a pesar de lo aparatosas que parecen estas perturbaciones, situaciones locales o de reducida escala geográfica como estas, suelen afectar en menor medida a las aves, ya de por sí adaptadas a situaciones atmosféricas adversas. De cualquier forma, una situación como la que estamos viviendo, en unas fechas tan concretas como estas, puede dar lugar a observaciones de aves ciertamente interesantes. Habrá que estar al tanto los próximos días para valorar, en qué medida, esta primera tormenta de verano “deja caer” algún que otro migrante inesperado.

Publicado en