Cuaderno de Campo | Julio 2008

Un litoral sin aves marinas


01
Jul
2008

La franja litoral frente a l’Albufera de Valencia, desde la desembocadura del río Turia hasta el cabo de Cullera, representa un ambiente de alta productividad biológica y de importancia vital para la alimentación de muchas aves. Las aguas cargadas de materia orgánica vertidas desde l’Albufera al mar, junto con los caudales de los ríos Turia y Júcar, constituyen la base sobre la que se establecen importantes comunidades de animales marinos y sustentan una numerosa flota pesquera de bajura en el golfo de Valencia.

Durante la primavera y el verano, esta franja litoral suele presentar un continuo ir y venir de charranes cargados con peces con los que cebar a sus pollos y concentraciones de centenares de individuos pescando a escasos metros de la playa. Charranes comunes, charranes patinegros, gaviotas picofinas, gaviotas reidoras, gaviotas cabecinegras y gaviotas de audouin, se reúnen en grandes bandos, aprovechando la presencia de grandes bancos de boquerones y sardinas próximos a la superficie del agua.

Pero durante esta pasada primavera, y de forma más acentuada durante las últimas semanas, se ha hecho evidente una marcada ausencia de charranes y gaviotas en la litoral de l’Albufera. Este año, apenas se han registrado grupos aislados de charranes que difícilmente logran capturar algún pequeño pez, siendo muy rara la presencia de gaviotas en las playas. En el caso de las gaviotas, parecen haber optado por buscar recursos alternativos en los arrozales, donde se están observando concentraciones importantes de gaviota picofina, gaviota reidora y gaviota cabecinegra. Esta ausencia de aves en el litoral parece claramente asociada con una notoria escasez de peces en el mar y con la dificultad de obtener alimento. Las razones que motivan esta situación no son fáciles de determinar, al existir varios factores implicados, como la temperatura del agua del mar, la salinidad, la calidad biológica, etc. La naturaleza es muy cambiante y sólo mediante la observación, el registro de información detallada y el seguimiento a medio plazo, se podrá dar respuesta a este fenómeno sin precedentes.