Cuaderno de Campo | Julio 2008

Acerca del correlimos cuellirojo...


10
Jul
2008

Lamentablemente, el limícola que hemos identificado como correlimos cuellirojo Calidris ruficollis no ha podido ser visto hoy a lo largo del día en los campos en los que se encontraba, aunque no se descarta que pueda ser encontrado en otro sitio en fechas próximas. Son muchas las personas que han mostrado su interés por verlo y esperemos que pueda ser así. Debido a la importante variabilidad en el aspecto de los correlimos (género Calidris), la identificación realizada debe ser considerada con cautela hasta quedar plenamente establecida. Pero la información obtenida apunta hacia este raro correlimos, nidificante en la región de Beringia e invernante en el sudeste asiático y Oceanía.

[Pulsa aquí para ver los Videos]



Imágenes del ejemplar observado en el Tancat de Zacarés (Sollana) el pasado 9 de Julio de 2008.


Los sonidos del verano…


06
Jul
2008

Durante buena parte del año, y en especial durante el periodo primaveral y estival, es característico escuchar este reclamo distintivo consistente en una única nota, repetida insistentemente en intervalos cortos de tiempo. Se trata de una de las aves más pequeñas de las que se presentan en l’Albufera, pero seguramente sea una de las que más llame su atención con su canto. El buitrón Cisticola juncidis, es una especie de la familia de los sílvidos, de apenas diez centímetros de longitud, cuya voz puede ser escuchada en cualquier hábitat palustre (marjal, arrozales, zonas con vegetación de la laguna, acequias,…) y también en depresiones interdunares, malladas e incluso huertas. Por lo general, el buitrón suele cantar en vuelo, emitiendo un enérgico “chip” conforme toma altura y siguiendo una trayectoria ondulatoria, como si rebotara, haciendo coincidir cada una de las notas con los instantes en los que el ave va ascendiendo.

La grabación fue realizada hace apenas unos días en una de las orillas de la séquia Dreta (Sueca) y en ella puede escucharse, además de dos buitrones, el reclamo lejano de un carricero tordal y por un instante el de una gallineta común.


Ave de la semana: el papamoscas gris Muscicapa striata


02
Jul
2008

Tras pasar los meses invernales en los bosques y sabanas del África central y meridional, el papamoscas gris Muscicapa striata se desplaza hasta ocupar sus áreas de nidificación que se extienden desde la Europa atlántica hasta Mongolia. Es una especie típica de bosques abiertos, prefiriendo la presencia de árboles maduros con ramas secas expuestas desde donde captura los insectos de los que se alimenta.

Es un ave típica en la Devesa de l’Albufera, donde suele llegar a finales de abril o principios de mayo. De hecho, la primera cita de este año tuvo lugar el 2 de mayo. Se trata de un ave silenciosa y de colores discretos que puede pasar inadvertida si no se busca de forma intencionada. Suele nidificar en oquedades, pero aquí acostumbra a instalar sus nidos en horquillas de ramas bajas, preferentemente de pinos. Su puesta varía entre 4 y 6 huevos que sólo son incubados por la hembra una vez esté completa, por lo que los pollos eclosionan de forma sincrónica.

A lo largo de estos días, la mayoría de los pollos ya tienen alguna semana de vida y es en estos momentos cuando los adultos emiten una suave chasquido “tsip” que se hace muy característico si nos encontramos paseando por el bosque, evidenciando lo abundante que este discreto pajarillo puede resultar. Nada más completar su desarrollo, los adultos y los jóvenes iniciarán su regreso a tierras africanas, llegando a ser raros de ver a partir de la segunda mitad de agosto.