Cuaderno de Campo | Marzo 2008

Ave de la semana: el combatiente Philomachus pugnax


10
Mar
2008

El combatiente Philomachus pugnax, conocido localmente por el nombre de redonell, es un limícola de tamaño medio que se presenta con frecuencia en el marjal cuando permanece inundado. En l’Albufera se comporta como un migrante moderado, registrándose entre los meses de febrero y mediados de mayo y desde la primera mitad de julio hasta mediados de octubre, con grupos que, en ocasiones, superan el centenar de aves. En invierno suele presentarse todos los años pero en números reducidos (máximos de 30-50 aves).

El combatiente, a pesar de nidificar en buena parte de Europa, muestra un descenso significativo de sus poblaciones que han justificado su consideración como especie “Vulnerable”. Además se trata de una especie protegida y por lo tanto no cinegética.

Incendio forestal en la Devesa de El Saler


07
Mar
2008

Ayer, a media tarde, se inició un incendio en el entorno de la mallada Llarga en el tramo de la Devesa de El Saler localizado al norte de la gola de El Pujol. El fuego se detectó hacia las 18:00 y fue controlado después de aproximadamente tres horas, tras calcinar casi 7 hectáreas de superficie. El incendio ha afectado a una zona forestal abierta en la que también predominaban zonas de malladas con carrizo.

Se trata del incendio forestal más importante de los últimos años en la Devesa y, si bien no parece haber afectado a masas densas de vegetación arbórea, sus efectos se dejarán notar por un periodo largo de tiempo.

Agujas colinegras con anillas de colores


06
Mar
2008

Coincidiendo con los máximos anuales de aguja colinegra Limosa limosa en l’Albufera (máximo cercano a las 3.000 aves a finales de febrero) han sido observados varios ejemplares de esta especie con anillas de colores en las patas. Estas anillas forman combinaciones únicas que pueden ser anotadas a distancia utilizando una óptica adecuada y permiten conocer el lugar de procedencia y longevidad de cada una de las aves marcadas.

Toni Alcocer ha comunicado la procedencia de ocho aves portando estas anillas de colores que fueron observadas el pasado 2 de marzo en el marjal de Catarroja. Como era de esperar la mayoría proceden de centroeuropa, donde se concentra buena parte de la población reproductora de Europa de la subespecie nominal limosa, con dos aves anilladas en Francia y tres en los Países Bajos. Además, otras dos aves parecen proceder de Islandia, donde se localiza la subespecie islandica que pasa el invierno principalmente en la costa atlántica europea. Los registros de esta última subespecie, que se reproduce en Islandia e islas del Atlántico norte (Faeroes, Shetland y Lofoten), parecen ser las primeras citas confirmadas de esta subespecie en la Comunitat Valenciana.

Como ya comentamos, la aguja colinegra está considerada “Vulnerable” en Europa y en la actualidad atraviesa un momento delicado, ya que se ha perdido más de un 30% de sus efectivos reproductores e incluso en algunas localidades sus poblaciones se han reducido en un 85%. Por este motivo, se han puesto en marcha varios proyectos de conservación de esta especie en Europa que tienen como propósito previo conocer las zonas de invernada y migración de esta especie. Puedes obtener información de estos programas, así como las anillas y códigos utilizados, en la dirección del proyecto BTGodwit. La información que aporta la observación y registros de aves anilladas es fundamental para definir medidas que posibiliten su conservación.