El primer poniente de la primavera dispara el paso de vencejos e hirundínidos


16
Abr
2009

Se ha hecho esperar pero por fin ha llegado el primer episodio de vientos fuertes de poniente de esta primavera. Tras una larga sucesión de calmas, vientos flojos y temporales del este y noreste, que se han prolongado desde el inicio de la primavera, a lo largo de las últimas horas ha comenzado a sentirse la entrada de un frente del oeste que ha dado lugar a un incremento significativo de la fuerza del “vent de ponent”.

Como es habitual con este tipo de situaciones, los vientos fuertes de poniente, durante los periodos pre y postnupcial, suelen favorecer el paso de un buen número de especies de aves y en particular de hirundínidos (golondrinas y aviones) y de vencejos. Si bien las primeras observaciones de estos migrantes transaharianos se produjeron hace semanas, el grueso de la migración suele detectarse muy especialmente bajo estas condiciones atmosféricas. La fuerza del viento y la inestabilidad de la atmósfera fuerzan a las aves a viajar a una menor altura del suelo, favoreciendo además la concentración de cientos de aves que continúan su desplazamiento hacia el norte, siguiendo la línea de la costa.

A lo largo del día de hoy, y especialmente por la tarde, se ha registrado el paso de centenares de vencejos comunes y de avión zapador Riparia riparia y golondrina común Hirundo rustica. Además, se han registrado las primeras citas de vencejo real Apus melba (un grupo de cuatro aves) y de vencejo pálido Apus pallidus, un único ejemplar observado a poca distancia. Es previsible que a lo largo de la primavera se repitan este tipo de situaciones. Un buen momento para observar desde un lugar amplio y con buena visibilidad el paso de miles de aves en migración.