Ave de la semana: el carricerín común Acrocephalus schoenobaenus


26
Mar
2009

El carricerín común Acrocephalus schoenobaenus, es un pequeño paseriforme típico de hábitats acuáticos cubiertos por vegetación palustre como carrizales, juncales y eneales. Se trata de una especie escasa, que en la península Ibérica se presenta de manera regular en los diferentes pasos migratorios, tanto en el prenupcial, cuando aparenta ser algo más numeroso, como en el postnupcial. El mes de marzo suele ofrecer los primeros registros de esta especie que pasa el invierno en el África subsahariana y que se reproduce en buena parte del continente Europeo, ausentándose de la cuenca del Mediterráneo y la península Ibérica. Esta última semana parece haberse registrado una llegada marcada de migrantes, tanto en l’Albufera, como en otros humedales próximos como el marjal dels Moros, en Sagunto, donde fue tomada esta imagen.

Su carácter algo retraído, su reducido tamaño, y la dificultad que plantea la observación de paseriformes en los ambientes palustres, justifican que sea una especie no muy fácil de detectar y que requiera algo de dedicación y tiempo. Además, su semejanza con otras especies, y en especial con el carricerín real Acrocephalus melanopogon hace que su identificación pueda llegar a ser un verdadero desafío para cualquier observador de aves. A lo largo de las próximas semanas puede ser un buen momento para tratar de dar con esta especie, puede que una buena opción para dar con él sea escuchar detenidamente su canto, un típico reclamo muy variado que incluye un “trrrrrr” áspero y distintivo.