Donde ver aves este mes: MARZO


11
Mar
2009

Con el mes de marzo finaliza el periodo de inundación invernal de los arrozales. En apenas unos días, el marjal se quedará en seco hasta que nuevamente vuelva a ser inundado a finales del mes de abril, con el inicio del ciclo del cultivo del arroz. Hasta la primera mitad de este mes, las últimas zonas en permanecer con agua se localizarán en las zonas de Catarroja y en ellas suelen alcanzarse cifras todavía elevadas de gaviotas, garzas y ánade azulón. Comienza así, uno de los periodos más delicados de l’Albufera, en el que la ausencia de hábitats naturales óptimos y en especial la escasez de recursos tróficos, obligan a la mayor parte de las aves acuáticas a ausentarse temporalmente de este humedal.

Marzo trae también el inicio del paso prenupcial para un gran número de especies. A lo largo de este mes es fácil la observación de aves en migración, y aunque muchas de ellas ya fueron registradas a finales del pasado mes (hirundínidos principalmente), los próximos días se harán mucho más regulares y numerosas. Migrantes transaharianos como los vencejos o el abejaruco común Merops apiaster y un gran número de paseriformes, como los carriceros, las buscarlas, diferentes especies de currucas, etc. irán poco a poco ganando terreno y dejándose oír con sus cantos nupciales. Un paseo por la Devesa de El Saler, zonas del litoral o ambientes palustres pueden ser buenas opciones para observar este grupo de aves. Los días de fuerte viento del oeste son muy aconsejables para la observación de rapaces en migración, y aunque sea temprano, marzo suele dar cifras destacadas de especies como el milano negro Milvus migrans o gavilán común Accipiter nisus.

Conforme transcurran los días, se hará más evidente la llegada de la primavera. Las paradas nupciales de gaviotas y charranes, en localidades de cría como el Racó de l’Olla, se irán haciendo más frecuente y muy probablemente durante este mes se empiecen a registrar, incluso, las primeras parejas reproductoras de algunas especies, como ánade azulón Anas platyrhynchos o zampullín chico Tachybaptus ruficollis. El charrán común, la pagaza piconegra o el charrancito regresarán de sus cuarteles de invernada localizados en África y empezarán a ser frecuentes, tanto en el arrozal como en todo el frente litoral.

Este mes también es excelente para la observación de aves marinas y en especial de especies que han empezado su regreso hacia los lugares de cría del Atlántico norte. Las tardes desde el cabo de Cullera suelen dar buenos resultados y especies como el alcatraz atlántico Morus bassanus, los págalos, los álcidos o algunas gaviotas suelen mostrar las mayores cifras anuales.