Ave de la semana: la cerceta carretota Anas querquedula


27
Feb
2009

Uno de los mejores indicios de la llegada inminente de la primavera en l’Albufera lo representa la arribada de las cercetas carretotas. Conocido desde antaño en Valencia con el nombre de Roncadell, este pequeño pato ya aparece referido por Orellana en su Catálogo d’els pardals de l’Albufera de Valencia, escrito en 1795, donde se describe su apariencia como del tamaño “de un Colom volador, de color cendra, cames y pico de Pato”... y nos dice que “Se diu Roncadell, perque quant vola ronca”.

Afortunadamente, uno de los sonidos característicos de las brumosas madrugadas de febrero en l’Albufera continúa siendo, 200 años después, el traqueteo seco que producen los machos de esta especie durante su cortejo; si bien su número parece haber descendido de forma importante, según recuerdan los cazadores locales más viejos. Como comenta Orellana, la cerceta carretonaes pardal de pas” y es que esta especie, de distribución euroasiática, migra para invernar en el África subsahariana y el sudeste asiático. En estas fechas, las aves localizadas principalmente en la cuenca del río Niger durante el invierno, comienzan su desplazamiento primaveral hacia Europa. Aunque su población mundial se considera abundante, se encuentra catalogada como especie en declive debido a la pérdida continuada de efectivos durante las últimas décadas. Como especie estrictamente de paso en l’Albufera, la cerceta carretona estará todavía presente hasta la completa desecación del marjal de l’Albufera en marzo y no volverá a ser vista por aquí hasta su regreso después del periodo nupcial, a partir de agosto.