Sobre el origen de una garceta grande anillada


24
Dic
2008

Hace unos días, el 12 de diciembre de 2008, pudo ser observado cerca de El Palmar, un ejemplar de garceta grande Casmerodius albus con una serie de anillas de colores en las patas. Remitida la información al coordinador de ese programa de anillamiento se ha recibido información sobre el origen de este individuo. Se trata de un ave que fue anillada como pollo el pasado mes de mayo de 2008 en una colonia de cría del noroeste de Francia, concretamente en el Lac de Grand-Lieu (Loire Atlantique). Este registro constituye una de las primeras recuperaciones de un ave anillada de esta especie en l’Albufera, donde su presencia se ha visto incrementada los últimos años de manera muy marcada.

La garceta grande se ha ido haciendo cada vez más frecuente en Europa después de que sus poblaciones sufrieran una drástica reducción las primeras décadas del siglo XX, que fue atribuido a la intensa presión de captura para el aprovechamiento como ornamentación de sus plumas nupciales. Según se recoge en el “Atlas de las aves reproductoras de España” (Editado por el Ministerio de Medio Ambiente) en Francia, país del que procede el ave observada en l’Albufera, se reproduce por primera vez en 1994 y desde entonces su número parece haber ido incrementándose con los años. Un dato más que aporta algo más de información sobre la migración y zonas de invernada de las aves, a través de la observación de aves anilladas o marcadas con códigos de lectura.

Información facilitada por: Toni Alcocer