Comienza el “fangueo” de los arrozales de l’Albufera


11
Dic
2008

Hace apenas unos días que se han iniciado los trabajos de fangueo de los campos de arroz en zonas del marjal de Sueca, Sollana, Albalat de la Ribera y Catarroja. El fangueo es una de las labores agrícolas que se llevan a cabo a lo largo del invierno y tiene como objetivo voltear la tierra de cultivo, incorporar los restos del rastrojo en el suelo y controlar mecánicamente el crecimiento de la vegetación en las parcelas que serán cultivadas la próxima primavera. Esta operación, que se lleva a cabo sustituyendo las ruedas traseras de los tractores por unas ruedas metálicas denominadas gabies, supone uno de las actividades subvencionadas por la Unión Europea, dentro de los compromisos agroambientales, y por la que el agricultor llega a percibir 162,5 euros por hectárea.

El fangueo constituye un método de trabajo que proporciona una gran cantidad de alimento para muchas aves. Con el paso del tractor y el volteo del suelo en zonas poco inundadas, se deja al descubierto una gran cantidad de invertebrados (cangrejo americano principalmente) que son capturados por centenares de gaviotas, garzas y limícolos. La gaviota reidora, la gaviota sombría, la avefría, el chorlito dorado europeo, la garceta común o la garcilla bueyera son algunas de las especies más numerosas que han sabido aprovechar este recurso. Además de otras especies de aves acuáticas, una gran cantidad de paseriformes (lavanderas, bisbitas o pinzones) suelen buscar estos lugares como zonas en las que obtener alimento. Las zonas interiores del marjal de Sueca (Campanar, La Socarrada, El Ràfol), Albalat de La Ribera, Sollana y arrozales próximos al port de Catarroja empiezan a concentrar un buen número de aves. Buscar estos lugares ya fangueados o en los que se encuentra trabajando el tractor, representa una alternativa excelente para poder observar e identificar gaviotas, garzas y limícolas durante los próximos meses.