Se completa la maduración del arroz…


29
Ago
2008

Con la llegada del final del mes de agosto se completa el ciclo de producción del arroz. A lo largo de estas últimas semanas el desarrollo de la planta ha dado lugar a la formación de la espiga y a la maduración progresiva del grano. En pocos días comenzarán los trabajos de recolección de este cereal que se prolongarán hasta finales del mes de septiembre y que darán por terminada la temporada arrocera de este año.

La producción de arroz en l’Albufera es la principal actividad socioeconómica que se lleva a cabo en este entorno y representa también una de las características que mejor definen el paisaje albufereño. En este sentido, la disponibilidad de extensas zonas inundadas durante el invierno, la existencia de zonas de alimentación para las aves durante los movimientos migratorios e incluso los periodos de reproducción de las aves acuáticas se ven condicionadas a los ciclos de inundación del arrozal y por tanto a la práctica agrícola. Esta dependencia de las aves de l’Albufera de la agricultura es sin duda un factor de debilidad de un humedal carente de hábitats naturales de calidad, en los que las aves puedan obtener alimento. El papel que juega el agricultor en la conservación del hábitat para las aves es pues muy importante y por este motivo, con el tiempo, se han articulado herramientas dirigidas precisamente a compensar este esfuerzo. El paquete de ayudas por el “cumplimiento” de las medidas agroambientales de la Política Agrícola Común, la compensación de daños en el arrozal producidas por las aves acuáticas en determinadas zonas del parque natural y las cuantiosas ayudas percibidas por las Comunidades de Regantes para el mantenimiento de cauces y acequias son algunas de las medidas puestas en marcha para corregir estos desajustes…