Ave de la semana: el correlimos zarapitín Calidris ferruginea


31
Jul
2008

El correlimos zarapitín Calidris ferruginea es una de las aves limícolas más frecuente en los arrozales de l’Albufera y uno de los más numerosos a lo largo de los desplazamientos migratorios. Estos últimos días de julio han dado lugar a una llegada muy marcada de esta especie, con un total que podría superar los 400 ejemplares. La última semana de julio y la primera mitad de agosto suele arrojar los máximos anuales de esta especie que nidifica en el extremo norte de Siberia central y que pasa el invierno en el África subsahariana, subcontinente Indio y Oceanía.

La coloración rojiza de los adultos durante este periodo y la longitud del pico, hacen que este correlimos sea relativamente sencillo de identificar. Las aves juveniles, de coloraciones más cremosas, aparecerán un poco más tarde, a finales de agosto. Se trata de una especie que suele presentarse en grupos, en ocasiones numerosos, y que suele alimentarse de pequeños invertebrados que capturan picoteando continuamente los suelos limosos de arrozales baldíos y zonas no cultivadas de l’Albufera. Durante unas semanas este migrante de gran recorrido tratará de encontrar en l’Albufera el alimento para recuperar las fuerzas necesarias que le permitan alcanzar los cuarteles de invernada.