Comienza a notarse el paso postnupcial


29
Jul
2008

A pesar de encontrarnos en pleno verano muchas especies de aves empiezan a desplazarse hacia los cuarteles de invernada para pasar allí los próximos meses. En l’Albufera, este movimiento migratorio se hace especialmente evidente con los limícolas y desde hace unas semanas ya se han empezado a registrar cifras destacadas de algunas especies como la aguja colinegra Limosa limosa, el andarríos bastardo Tringa glareola, el archibebe común Tringa totanus o el combatiente Philomachus pugnax. Todas estas aves aprovechan los pocos lugares disponibles en l’Albufera para buscar alimento y recuperar las fuerzas necesarias para recorren las distancias que separan los lugares de cría de los de invernada. Por este motivo, los campos de arroz que han quedado baldíos y desprovistos de vegetación son verdaderos focos de atracción para multitud de aves que encuentran fácilmente una gran cantidad de alimento.

Conforme avance el mes de agosto, es de prever que aumenten el número de especies presentes y que se hagan cada vez más numerosos los correlimos, los chorlitejos y también los archibebes. Durante este periodo las cifras de limícolas suele ser importante y en ocasiones se llegan a registrar varios centenares de aves juntas en un mismo lugar. Un periodo perfecto para aprender a reconocer este grupo de aves y también para identificar y observar especies escasas y raras.