Anillamiento

Un paso migratorio como nunca

Zarapito real (Numenius arquata) en una de las parcelas de la R.N. del Malvinar (Sueca), 2 de octubre de 2010

 

El final de septiembre y la entrada en octubre han seguido trayendo buenos datos referentes a limícolas en migración. Siendo lo habitual de todos los años que en estas fechas l'Albufera ya no ofrezca sitios de interés para estas aves, este año todavía han tenido una prórroga gracias a que el retraso en la siega del arroz ha implicado también que la temporada de caza retrase su inicio.

 

Correlimos acuminado (Calidris acuminata) alimentándose en una de las parcelas de la R.N. del Malvinar (Sueca), 30 de septiembre de 2010Además, las aves se han topado con las instalaciones de un nuevo hábitat artificial que se está llevando adelante en Sueca: los filtros verdes de la futura Reserva Natural del Malvinar, un sistema de parcelas inundables idéntico al Tancat de Milia de Sollana y que se está construyendo junto al Estany de la Plana, cercano a la población de El Perelló. Dicho recinto está en obras activas, con maquinaria trabajando a diario, aunque eso no parece importarle demasiado a las aves. Tanto es así, que tres rarezas fueron detectadas en la misma tarde del pasado 29 de septiembre en el lugar: un correlimos acuminado (tercera cita ibérica absoluta), dos correlimos pectorales y un correlimos canelo. El lugar será la segunda reserva natural enclavada en Sueca después de la del Ullal de Baldoví, aunque deberíamos incluir también al propio Estany de la Plana, también área de reserva, pero sin modificaciones -aunque el canal en sí es producto de la mano humana.

 

Hoy el protagonista podría haber sido precisamente el correlimos acuminado, al que tuve la suerte de observar el día 30. Mi idea era sacarle mejores fotos de las que obtuve y dedicarle toda una entrada -no todos los días se ve en Europa a esta limícola- pero no ha podido ser; una verdadera lástima, ya que al no permitirse la entrada de gente ajena a la obra siempre y cuando haya gente trabajando allí -no hay señal alguna que prohíba el paso de vehículos- nos tuvimos que detener en una zona alejada y a contraluz. Cuando me proponía acercarme (a pie) a la laguna en una posición con el sol de espaldas, me advirtieron que me saliese de allí (es curioso que teman por posibles accidentes y no cierren el recinto al tráfico los fines de semana) justo cuando intentaba relocalizar al ave ya con el telescopio con la cámara acoplada. Parece que me tendré que conformar con haberlo visto y con la pésima foto que adjunto.

 

Ni ayer ni hoy he podido relocalizar al ave siberiana, aunque ayer otros observadores sí pudieron hacerlo tras una larga búsqueda. No obstante, y aprovechando la visita, he podido contemplar otras tantas especies y todavía he podido contentarme con la obtención de fotos bastante correctas de un zarapito real algo confiado que había por allí y no se marchaba a pesar de asustarse unas cuantas veces. No los veía desde principios del mes pasado, cuando se llegó a juntar un pequeño grupo en los arrozales baldíos de La Socarrada, hoy secos. Al final, salir al campo y tener paciencia siempre da sus recompensas.

 

Correlimos gordo (Calidris canutus), ejemplar juvenil en una de las parcelas de la R.N. del Malvinar (Sueca), 2 de octubre de 2010Chorlito gris (Pluvialis squatarola), ejemplar juvenil en una de las parcelas de la R.N. del Malvinar (Sueca), 2 de octubre de 2010

 

Parece ser que los que están todavía migrando a gran ritmo son los correlimos comunes y los chorlitejos grandes, que representaban aproximadamente el 80% de las aves del lugar. Pocos eran los correlimos menudos, y todavía menos correlimos gordos, aunque llegar a ver cinco aves juntas de esta especie ya es algo meritorio en nuestra zona, siendo como es un ave que migra por la vertiente atlántica en su gran mayoría. El pasado día 30 también pude observar a un pequeño correlimos de Temminck en una de las parcelas.

 

También las agujas colipintas buscaban su alimento por allí. Es curioso, pero este año ha coincidido el aumento de citas de esta especie en detrimento de los bajos niveles de la más habitual aguja colinegra, de la que apenas se han visto grandes grupos durante el verano y que se ha ido haciendo más escasa de lo que suele ser común conforme han pasado las semanas.

 

Zarapito real (Numenius arquata) en una de las parcelas de la R.N. del Malvinar (Sueca), 2 de octubre de 2010Aguja colipinta (Limosa lapponica), ejemplar juvenil en una de las parcelas de la R.N. del Malvinar (Sueca), 2 de octubre de 2010

 

Los archibebes claros siguen dejándose ver con regularidad, aunque ya en menor número, y también los archibebes comunes, bastante más escasos. Los andarríos bastardos, que habían pasado por un periodo de escasez de citas, vuelven a aumentar ligeramente estos días, en los que incluso hemos marcado con colores a tres nuevos ejemplares. Completan también el cuadro de limícolas algunos ejemplares juveniles de chorlito gris que merodeaban por la zona.

 

Con las aves reunidas todas en la misma zona, será cuestión de seguir acercándose esta semana, respetando por supuesto el perímetro de las obras, para dejarse sorprender por las nuevas aves que puedan ir llegando. 2010 está siendo, sin duda, uno de los años más notorios para l'Albufera en lo que a limícolas se refiere. Ojalá tuviésemos una zona en condiciones que garantizase su seguridad y cubriese sus necesidades durante todos los meses del año. Las aves ya nos han demostrado infinitas veces que responden muy bien cuando les ofrecemos hábitats, artificiales o no, que se ajusten adecuadamente a sus requisitos.

Categorías: Anillamiento