VEDAT DE SILLA


<< Volver al Mapa

Cómo llegar:
La mejor forma de acceder al vedat es desde el municipio de Silla y acceder al mirador habilitado por la Sociedad de cazadores. A la zona norte de este lugar puedes acceder desde Catarroja (camí vell de Rusafa) y a la zona sur siguiendo las indicaciones para llegar al Port de Silla o bien al complejo deportivo de “El Saladar”. Desde estos lugares podrás observar partidas que quedan lejos del mirador.

Horario de visitas y fechas recomendadas:
El vedat funciona entre los meses de octubre y la primera mitad de enero y es mejor visitarlo por la tarde, cuando tienes el sol de espaldas. El acceso a los caminos del vedat esta restringido y sólo será posible observar este lugar desde el mirador y desde alguno de los accesos cortados. Dada las distancias es preferible contar con un catalejo para poder identificar y observar las grandes concentraciones de anátidas que suelen darse en este lugar. Recuerda que los sábados, desde mediados de noviembre hasta principios de enero, suelen tener lugar las ocho jornadas de caza habilitadas en estos lugares, así que los fines de semana no es muy recomendable visitar estos lugares.

Recomendaciones:
Los vedats son zonas de marjal que permanecen cerradas al tránsito de vehículos y personas durante meses y que tienen un aprovechamiento cinegético diferente al del resto de acotados de caza del parque natural. De esta manera, en estos lugares sólo se caza ocho sábados (entre mediados de noviembre y principios de enero) de forma que el resto del tiempo se favorece la presencia de un elevado número de aves (anátidas, limícolas, garzas, gaviotas,…). Lo mejor que puedes hacer es subir al mirador del vedat y tomarte tu tiempo para observar poco a poco la extensa superficie de arrozal donde podrás observar un buen número de especies. Siempre que no estén cazando o hayan cazado hace poco podrás identificar la mayoría de especies de anátidas (ánade azulón, cuchara europeo, pato colorado, Ánade rabudo, etc.), además son frecuentes el Aguilucho lagunero, el Cormorán grande, así como limícolas y garzas de diferentes especies. El mirador suele estar lleno de cazadores que observan las aves presentes, así que lo más seguro es que te toque conversar de temas que tal vez no sean de tu agrado.

Posted In