QUIÉNES SOMOS

birdingalbufera.es es un portal de Internet creado en febrero de 2008 por Bosco Dies y Nacho Dies, dos aficionados a la ornitología que practican la observación de las aves, una actividad que es conocida internacionalmente como “birdwatching” o “birding”. Tras casi 25 años saliendo a ver aves en l’Albufera de Valencia, han podido ser testigos de muchos de los cambios registrados en la avifauna de este vasto espacio natural; la belleza de las aves y los momentos vividos durante todo este tiempo han sido el impulso que motiva la creación de este portal.

El objetivo principal de birdingalbufera.es es el de poder informar acerca de las aves de l’Albufera y contribuir así a la difusión de su riqueza natural y a su conservación, creando un lugar de encuentro entre quienes compartan estos objetivos. Son muchas las personas interesadas en salir a ver aves por l’Albufera, pero todavía escasea la información disponible acerca de cómo, cuándo y dónde disfrutar de todo su atractivo. Por ello, birdingalbufera.es pretende ser una fuente de información a la hora de planear tus salidas al campo. Además, si te interesa, puedes participar con la creación de este portal registrándote y enviando, si lo deseas, observaciones, consultas y contribuciones. ¡Si te gusta el birdwatching, este es tu sitio!

Este portal ha sido construido junto con Pablo Lemos, en buena parte responsable del funcionamiento y gestión de esta plataforma.

Bosco Dies Jambrino Sin duda los mejores momentos observando aves los he pasado en l’Albufera y reconozco que cada día que salgo al campo pienso en lo especial que es este espacio…Ojala que muchas de las agresiones que padece este entorno se vayan suavizando y que podamos recuperar l’Albufera de hace unas pocas décadas.

Nacho Dies Jambrino Mientras observo aves en l’Albufera paso largos silencios durante los que intento entender los procesos naturales de los que estoy siendo testigo. En esos instantes, puedo sentir el peso de la historia de este humedal y me abstraigo pensando en las personas que habrán tenido pensamientos similares antes y en cuantas habrán coincidido conmigo en que toda esta belleza merecía ser cuidada y no sólo explotada.

 

Colaboradores con birdingalbufera

Pedro Marín Prado Un gran número de aves viven o visitan el Parque Natural de l'Albufera, conocer su fenología, abundancia y riqueza es imprescindible para su protección. Además, de vez en cuando me sorprenden algunas especies poco habituales o raras, sin duda es algo que me hace pensar en el privilegio que todos tenemos al disfrutar de este magnifico espacio natural. El anillamiento científico de aves es una herramienta imprescindible para registrar algunas especies tremendamente difíciles de detectar sólo con la observación. (Página personal)

Toni Alcocer Cordellat Desde que tengo uso de razón me he sentido atraído por todo lo que vuela, repta o corre. La proximidad de L’Albufera a Valencia me ha permitido, desde que era un chaval, tener contacto con todo tipo de fauna, especialmente con las aves. L’Albufera es un lugar que me ha ofrecido gran cantidad de experiencias y enseñanzas, ya que mis primeros contactos con las aves acuáticas y marinas se produjeron en sus marjales y costas. La gran cantidad de avifauna que reside o pasa un tiempo en este lugar me ha permitido disfrutar y sobre todo aprender a lo largo de los años en esta afición llamada ornitología. Además, L’Albufera, en su infinita bondad, siempre está dispuesta a ofrecer sorpresas ornitológicas que ansiosamente y casi desesperadamente buscamos en las diferentes estaciones del año. Muchos de mis mejores momentos ornitológicos me los ha ofrecido este grandioso humedal.

Carlos Oltra Martínez La fotografía es una de mis mayores pasiones, y tener el privilegio de vivir tan cerca de l’Albufera me ha permitido aprender y disfrutar más aun si cabe de esta afición. La satisfacción que supone poder captar los hermosos momentos que nos brinda la naturaleza compensa con creces las horas de aguardo o el tiempo que hay que invertir en la búsqueda de esa imagen soñada. (Página personal). 

J. Luís Terrasa Nebot Un día cualquiera, sentado en la calle a la fresca, me entretuve escuchando un carbonero común en lo alto de una casa de pueblo, que calló para dar paso a una lavandera blanca, y esta calló para dar paso al canto de una rana. Tal sorpresa me dio que miré hacia arriba, descubriendo que todos los sonidos que había escuchado los emitía la misma ave: un estornino negro. Y esto me hizo recapacitar: 20 años dedicados al estudio de las aves, y todavía no han dejado de sorprenderme. ¡Y lo que me queda!

Miguel Piera Mi afición por toda clase de animales viene desde la infancia, maravillado con los libros que había por casa. Desde hace algo más de diez años he sentido una especial predilección por las aves, y el hecho de ir observando especies que ni siquiera imaginaba que habitasen tan cerca de mi casa me mantuvo durante mucho tiempo buscando información y saliendo al campo. Tras una pausa de unos años, hoy, con más y mejores medios para desplazarme, observar y documentarme, me sigue asombrando la enorme riqueza que es capaz de ofrecer el Parque Natural de l'Albufera, y soy consciente de que todavía me quedan muchísimas especies por ver y otros tantos eventos que contemplar a lo largo de los meses. (Página personal). 

Pablo Vera Cuando era pequeño me dedicaba a capturar lagartijas para que se les cayera la cola, renacuajos para ver cómo les salían patitas y medusas para que se disolvieran en la pecera. Ahora sé que eso es metamorfosis, autotomía y porqué las medusas se 'disuelven'. Sin embargo sigue asombrándome la migración de aves, sus adaptaciones y todo lo que nos queda por conocer de la manera en la que todo queda engarzado en la naturaleza. La observación es el primer paso para tener una mínima pista...

Vicente Llorens Un paseo por l’Albufera tiene para mí la cualidad del viaje. Por más que conozca este lugar, sé que siempre me reservará alguna sorpresa. El descubrimiento puede tener forma de all-i-pebre bajo una parra a media mañana o de charrán bengalí sobre una estaca en pleno paso otoñal. Siempre toca, como en los iguales. L’Albufera sorprende a quien tiene paciencia. Pero, además, sabe contagiar de su calma al impaciente: lo digo por experiencia. O sea que es terapia infalible a veinte minutos de casa. Un destino próximo y cotidiano que, visto a través de los prismáticos, multiplica sus encantos y su capacidad de asombro. Yo, por si acaso, siempre llevo los míos.

Luís Aleixos Tendemos a identificar L'Albufera con las puestas de sol y la merecida fama gastronómica, con las grandes concentraciones invernales de anátidas y aguiluchos laguneros, con las colonias de garzas, con la caza y con una peculiar forma de vida que tan bien reflejó Blasco Ibañez. Si se apura, todo ellos tiene un denominador común: la laguna, auténtico corazón del Parque. Sin embargo, mis rincones preferidos son los arrozales más meridionales, fuera ya de la protección legal, pero en los que disfruto descubriendo que todavía quedan “petxinots” en sus acequias, observando libélulas y aves; y la mar, a la que se nos abre el mejor balcón desde el Cabo de Cullera

Vicent Esteller No recuerdo en que momento despertó en mí el interés por la naturaleza, pero debió ser muy pronto, ya que mi primer cuaderno de campo lo escribí con 9 años. Al principio mi principal interés eran los mamíferos, pero esto cambio tras una visita al Prat de Cabanes-Torreblanca, donde quede cautivado por la diversidad de formas, colores y hábitos de las aves. Poco a poco me fui adentrando en el mundo de la ornitología, me hice anillador y me licencie en Biología. Actualmente dedico gran parte de mi tiempo libre participando en programas de seguimiento de aves y como no, paseando tranquilamente por la Albufera, disfrutando se sus aves.

Posted In