CUADERNO DE CAMPO

Lluvia de migrantes


12
Abr
2008

A lo largo de la semana se han ido registrando, escalonadamente, la llegada de migrantes transaharianos y muy especialmente de paseriformes. Estos días, se han producido las primeras citas de especies como ruiseñor común Luscinia megarhynchos, carricero común Acrocephalus scirpaceus, carricero tordal Acrocephalus arundinaceus, alcaudón común Lanius senator, tarabilla norteña Saxicola rubetra o collalba rubia Oenanthe hispanica, entre otras y de otros migrantes como la tórtola común Streptopelia turtur.
Abril ha traído consigo una primera semana caracterizada por la persistencia de vientos fuertes de poniente que, sin duda, ha favorecido la detección de muchos de los migrantes observados.

Una polluela pintoja descubierta durante su paso migratorio


10
Abr
2008

Poco después del amanecer, una cortina de lluvia atravesó l’Albufera de Norte a Sur. Tras su paso, parece que unos tímidos rayos de sol animaron a una polluela pintoja Porzana porzana a darse un paseo fuera de la espesura, en un camino junto al Racó de l’Olla, pudiendo obtener una breve secuencia de vídeo.

Las polluelas son unas pequeñas aves acuáticas migratorias de la familia de la gallineta común (polla d’aigua). Habitan densas extensiones de vegetación palustre en las orillas de los humedales y suelen tener hábitos muy retraídos. Hay tres especies distribuidas por Eurasia que pasan el invierno en el África subsahariana y en Ásia meridional, sin embargo las poblaciones ibéricas están prácticamente extinguidas.

En l’Albufera ha sido una especie tradicionalmente regular y se conoce con el nombre de Picardona aunque, debido a su escasez actual, pocas son las personas que todavía lo recuerdan. Es la única observación que hemos podido hacer en muchos meses.

Aguiluchos cenizos vía satélite


09
Abr
2008

Desde hace ya unos años, la Estación Biológica Terra Natura lleva a cabo un proyecto del seguimiento de las poblaciones de aguilucho cenizo Circus pygargus en el interior de la provincia de Castellón. Para ello se han marcado, con radiotransmisores, un total de 20 ejemplares (adultos y juveniles) que han podido ser seguidos utilizando la señal recogida por satélite. Los resultados de esta experiencia no dejan de ser sorprendentes y revelan como, estas aves, se desplazan a pasar el invierno al África ecuatorial occidental (Mali, Guinea-Bissau, Senegal,…). Este sistema de muestreo permite seguir día a día el movimiento de estas aves, que llegan a recorrer más de 3.200 kilómetros y conocer así las rutas de migración y las localidades de invernada, alimentación, nidificación, etc.

Justo hace casi un año, el 04/04/2007, se perdió la señal de uno de estos ejemplares marcados (conocido con el nombre de “Pelusa”) que había pasado por l’Albufera en agosto de 2006 durante el viaje hacia África…una interesante forma de salir a ver aves sin usar prismáticos!!. A pesar de que este mismo ejemplar dejó de emitir cualquier tipo de señal, 12 de las 20 aves marcadas inicialmente continúan mandando señales periódicas.

A lo largo de estos últimos días, los aguiluchos cenizos parecen haber iniciado el viaje de regreso hacia Europa y tres de las aves marcadas (reconocidos por los nombres de “Bloody”, “Hauteclaire” y “Zarcillo”) parecen haber llegado ya a las localidades de cría localizadas en Castellón. Puedes seguir detalladamente la ruta de regreso de estas aves por Internet y también subscribirte para recibir información actualizada en el Proyecto de “Migración y ecología reproductiva del aguilucho cenizo”. Dos de estos aguiluchos (con nombre “Barón Rojo” y “Siwash”) se encuentran ya en el norte de Marruecos, muy cerca de Gibraltar y a punto de cruzar el estrecho dirección Castellón…¿una buena oportunidad de “observar” esta especie vía satélite?