CONSEJOS GENERALES

L’Albufera es un parque natural muy extenso (21.120 hectáreas) por lo que desplazarse de un lugar a otro a lo largo del día puede requerir algo de tiempo. Dependiendo de las prisas, del tiempo disponible o del interés de observar determinadas aves puede ser recomendable escoger un lugar y recorrerlo a pie o bien disponer de un medio de locomoción y desplazarse de un lugar a otro…cualquier opción es válida.

Si quieres ver aves acuáticas en el marjal y en los arrozales, lo mejor es desplazarte en vehículo ya que suele ser necesario recorrer grandes distancias mientras buscas los lugares donde éstas se concentran, que suele depender mucho de la inundación, molestias como la caza, etc. Además, la observación desde el coche te permite acercarte bastante a las aves sin causarles molestias, por lo que podrás observarlas con mayor facilidad. Existe una buena red de caminos agrícolas asfaltados por todo el parque, tal vez sea fácil perderse en ellos, pero tarde o temprano aparecerás en un núcleo urbano o en una carretera principal en la que poder orientarte. Puede ser una buena idea perderse también por la extensa red de caminos agrícolas de tierra que atraviesan el marjal, pero recuerda que la mayoría de ellos terminan de repente, sin más, o llegan a lugares cortados al paso. En cualquier caso respeta los caminos cerrados, los vallados y las barreras con los que puedas encontrarte, en especial durante la temporada de caza. Si ha llovido y durante el invierno, evita meterte por caminos de tierra, ya que suele resultar muy complicado conducir por ellos.

Si quieres acercarte a la laguna puedes hacerlo desde las orillas, aunque llegar a ella, a través de la red de caminos agrícolas, es difícil y puede resultar incómodo. Existen algunos lugares donde es sencillo acceder a ésta y también en lugares donde la vegetación palustre está mejor desarrollada y donde podremos observar más aves (motor de La Pipa, Pujol Vell, l’Alqueressia, tancat de la Ratlla,…). Otra opción puede ser alquilar una embarcación en alguno de los lugares que encontrarás en El Palmar o El Pujol (ver apartado de “Información al visitante”). Recuerda concretar antes el precio del viaje con el barquero.


Para el resto de lugares que se pueden visitar (La Devesa, Áreas de Reserva, El Dosel de Cullera, etc.) tal vez sea mejor dejar el coche y hacer el recorrido andando, ya que se trata de zonas en las que la circulación a motor esta restringida. Recuerda no dejar objetos de valor a la vista en el vehículo, la mayoría de las zonas de estacionamiento de vehículos no están vigiladas y frecuentemente se producen robos y roturas de ventanillas.

Por otro lado, en el mar podrás obtener interesantes observaciones de aves marinas a lo largo de todo el año. Lo mejor en estos casos es situarse en un punto elevado (el cabo de Cullera es excelente) y permanecer observando el mar durante algún tiempo. Dependiendo de la época, el día y la hora (lo mejor son las tardes) será posible observar algunas especies muy interesantes.

De cualquier manera, la observación de aves en el parque natural de l'Albufera ofrece un buen número de posiblidades, así que, si tienes tiempo, lo mejor es perderse con tranquilidad por muchos de los caminos y senderos que podrás encontrar por cualquier lugar.

Posted In